Juan José García 
25 de agosto de 2013 / 01:36 a.m.

 

Chihuahua • Con el fin de garantizar el orden, la paz y la tranquilidad de los chihuahuenses, el gobernador, César Duarte Jáquez, envió una iniciativa al Congreso local para crear la Ley del Sistema Estatal de Seguridad Pública, con la que dijo: se habrán de fortalecer las instituciones encargadas de procurar justicia y erradicar la violencia.

Para concretar este objetivo, solicitó la abrogación de la Ley (vigente) del Sistema Estatal de Seguridad Pública, Ley del Servicio Profesional de Carrera Policial, así como reformar diversos artículos de la Ley Orgánica de la Fiscalía General del Estado, Ley de Cultura de la Legalidad y de la Ley de Seguridad Privada.

Al exponer los motivos de esta iniciativa, “a fin de responder a la expectativa ciudadana de que se garantice el orden, la paz y la tranquilidad de los chihuahuense”, el gobernador añadió: nos enfrentamos a un enorme reto en materia de seguridad pública…

“Por una parte, la creciente inseguridad y por la otra, el desaliento y desconfianza social en sus autoridades. Ambas, constituían temas estructurales a las que debíamos responder de inmediato: el diagnóstico realizado nos obligó a tomar decisiones fuertes”, afirmó.

Igualmente reveló que su propuesta se derivó del reclamo de los organismos empresariales, colegios, asociaciones de profesionistas, medios de comunicación, instituciones educativas, sindicatos y de la sociedad en general, exigiendo con urgencia acciones eficaces, concretas y tangibles de combate eficaz a la delincuencia.

Estos reclamos condujeron al Gobierno del Estado a concretar de inmediato la reforma legal a las instituciones de seguridad pública y procuración de justicia para integrar ambas funciones en una sola dependencia: la Fiscalía General del Estado, creando así un modelo institucional único en el país, enfatizó.

“Fue así como surgieron los cambios que a través de diversas instancias, se implementaron para brindar un combate eficaz y oportuno a la delincuencia, no obstante, la necesidad de continuar con las acciones y modificaciones legales para consolidar la paz y la tranquilidad social”, explicó.

Con el nuevo marco jurídico se busca brindar la confianza y la certeza a los chihuahuenses, “que los elementos de las corporaciones serán sancionados con estricto apego a la ley, cuando incurran en violación a sus obligaciones y deberes o incumplan con los requisitos para permanecer en el servicio público”, apuntó.

Además, se establecerá un apartado especial para que participe la sociedad en la “Alerta Amber” cuando se trate de sustracción de menores; acciones para fortalecer la cultura de la denuncia y de la legalidad, fortalecer el servicio profesional de carrera de los agentes y la creación de un Consejo Estatal del Desarrollo Policial, entre otros puntos.