28 de febrero de 2013 / 04:25 p.m.

Ciudad de México • El presidente Enrique Peña Nieto envió al Senado la Estrategia Nacional de Energía para los próximos 15 años, en la que advierte que al haber aumentado el ritmo de consumo de combustible México podría ser un país portador de energéticos para 2020, por lo que propone nuevos esquemas que prevén la inversión privada en algunas ramas.

En el documento de más de 70 páginas se destaca como una oportunidad alterna al uso de energías fósiles el uso del gas natural, para ello Peña Nieto plantea “fomentar la participación del sector privado en el desarrollo de la nueva infraestructura de transporte de gas natural por ductos”.

El Ejecutivo plantea adecuar el marco regulatorio para generar incentivos que permitan expandir, respaldar e incrementar la capacidad de almacenamiento y el gas de respaldo que debe conservarse para situaciones de contingencia.

“Promover esquemas y precios que reflejen las condiciones reales de oferta y demanda para que las señales económicas derivadas de ello incentiven un uso óptimo del gas y generen condiciones equitativas para todos los participantes”.

Además, se optimizarán las futuras centrales de generación eléctrica con gas natural tomando en cuenta la zona con disponibilidad de gasoductos.

También anuncia que en las necesidades de expansión de gasoductos se incorporará la explotación del gas de lutitas.

En el oficio remitido Peña Nieto afirma que esta estrategia hace frente a los retos que plantea el atender la demanda creciente de energía de forma eficiente, segura y sustentable y tiene como principales objetivos apoyar el crecimiento y desarrollo económico del país con un desarrollo incluyente de la población.

En estos momentos el secretario de Energía, Pedro Joaquín Coldwell, se encuentra reunido con la bancada del PRD que encabeza Miguel Barbosa para tocar este tema.

ANGÉLICA MERCADO Y OMAR BRITO