30 de enero de 2015 / 06:30 p.m.

El sueco Marcus Ericsson, de 24 años, y el brasileño Felipe Nasr, de 22, serán los principales puntales del equipo Sauber Ferrari para la temporada 2015 de Fórmula Uno, en la que contarán con el italiano Raffaele Marciello, de 20 años, como piloto de pruebas y reserva, según explicó la escudería en su presentación.

Monisha Kaltenborn, responsable de la escudería Sauber, que dispondrá de los nuevos monoplazas C34 Ferrari y cumplirá su vigésimo tercera edición en la competición, reconoció en la nota difundida por su equipo que la temporada 2014 "fue decepcionante, pero tenemos que mirar al frente y aprender la lección para esta nueva temporada, en la que debemos luchar por los puntos con nuestros dos jóvenes pilotos", dijo.

El sueco Ericsson se mostró ilusionado con su llegada a Sauber tras calificar el pasado año como "una temporada difícil, pero ahora queremos avanzar y seguir aprendiendo, aunque está claro que queremos estar luchando por los puntos".

Por su parte, el brasileño Felipe Nasr fue sincero: "En mi primera temporada hay mucho que aprender, no conozco algunos circuitos pero estoy dispuesto a asumir el reto. Mi papel como piloto de pruebas y reserva para Williams mi hizo estar en todas las carreras y tuve la oportunidad de conducir el coche un par de veces, así que creo que tengo una cierta comprensión de la competición".

Tras la revolución tecnológica de la pasada campaña, el nuevo Sauber C34 Ferrari cuenta con muchos menos cambios pero los ingenieros han centrado su desarrollo en el rendimiento en curvas lentas, la pérdida de peso y la estabilidad en la frenada.

Eric Gandelin, diseñador jefe del equipo Sauber explicó: "Hemos sido capaces de ganar un montón de experiencia en el transcurso de la temporada 2014, que tendrá una influencia en el Sauber C34."

La mayor diferencia respecto al anterior monoplaza se encuentra en el frontal, ahora de mayor volumen y más cerca del suelo, pues juegan un papel clave en el flujo de aire hacia las ruedas y la parte trasera del vehículo.

La suspensión delantera ha cambiado poco, si bien tanto muelles como amortiguadores tienen un nuevo sistema de accionamiento para mejorar la respuesta de la dirección al piloto.

Los pontones laterales del nuevo Sauber C34 son más delgados gracias a que se ha modificado sus anclajes al bastidor central, con los radiadores colocados en posición horizontal, además de incorporar un sistema flexible para modificar su posición en los distintos trazados del campeonato.

El peso mínimo ha pasado de los 691 kilos del pasado año a 702 para la presente temporada, adaptándose al reglamento técnico de la FIA (Federación Internacional de Automovilismo) pero con un amplio margen de mejora para poder modificar la distribución de pesos del monoplaza para optimizar el rendimiento de los neumáticos. 

AGENCIAS