NOTIMEX
29 de agosto de 2015 / 03:24 p.m.

República Dominicana.- La tormenta tropical Erika dejó al menos 20 muertos y más de 10 mil damnificados en su paso por Dominica y Haití, mientras que se debilita en su camino hacia Cuba, a donde se prevé arribe la tarde de este sábado.

En la República Dominicana, el Centro de Operaciones de Emergencias informó este sábado que unas 10 mil 711 personas fueron evacuadas por la tormenta Erika, de ellas 10 mil 545 se refugiaron en casas de familiares y amigos y 166 en centros de asistencia oficiales.

La dependencia agregó que Erika dañó 935 viviendas y 11 quedaron destruidas, mientras que al menos unas 11 provincias permanecen incomunicadas.

El centro enfatizó que se mantiene la alerta roja para 10 provincias y la amarilla para 22.

La prensa local reportó que los fuertes vientos y lluvias que acompañaron a Erika provocaron daños en numerosos puentes y carreteras, así como en el aeropuerto, el cual, sin embargo, ya está funcionando.

Autoridades advirtieron que pese a que Erika salió de Dominicana aún siguen sus remanentes que provocarán humedad, fuertes lluvias y ráfagas de viento en las regiones noroeste, noreste, sureste y la cordillera Central.

Mientras en Haití, informes de prensa reportaron que, en un primer balance, la tormenta Erika provocó tres heridos en Puerto Príncipe, donde varias viviendas colapsaron y varias zonas están inundadas.

Las autoridades instalaron dos mil refugios de emergencia equipados con colchones, comida, y productos de higiene personal, con capacidad para albergar a más de 47 mil personas.

Erika sigue su camino hacia Cuba donde se pronosticó llegará este sábado ya debilitada y el domingo podría arribar a Florida, Estados Unidos.

Luego de su paso por la isla de Dominica, el primer ministro de ese país caribeño, Roosevelt Skerrit, dijo la noche del viernes en un mensaje a la nación que “hasta ahora nos han confirmado que al menos 20 ciudadanos han muerto, y algunos están desaparecidos”.

Subrayó que los más preocupante en estos momentos es la pérdida de vidas humanas, pero también lamentó los daños que Erika causó a la infraestructura del país y las afectaciones a las viviendas que podrían haber resultados dañas por los deslaves o inundaciones.

“Cientos de hogares de todo el país han sido destruidos o se volvieron inseguros para ser ocupados", dijo Skerrit.

“El daño que pude visualizar hoy (viernes) me temo que pueda haber llevado nuestro proceso de desarrollo marcha atrás en unos 20 años”, señaló.

Autoridades de Dominica informaron que el número de muertos podría aumentar en la mediada en que llegan las bridas de protección civil a las zonas que fueron devastadas por Erika, que azotó a este país caribeño el viernes.