16 de abril de 2014 / 03:21 p.m.

Caracas.- La escasez de alimentos básicos y los altos precios de los pocos que se consiguen, comenzó a hacer estragos en el estómago de los venezolanos, afirmó hoy el dirigente político de oposición Enrique Mendoza.

"Las amas de casa no encuentran qué comida hacerle a sus hijos, porque desaparecieron del mercado los productos para elaborarla", precisó el secretario general del partido socialcristiano Copei en el central estado Miranda.

Mendoza, diputado a la Asamblea Nacional (Congreso Unicameral), destacó a Notimex que además, la inflación en el rubro de alimentos en los últimos 12 meses ha sido de 75 por ciento, de acuerdo con los datos del Banco Central de Venezuela (BCV).

"Esta presión sobre los precios y la escasez de los alimentos básicos para la subsistencia humana han impactado negativamente en la salud de los venezolanos, niños y adultos, quienes ya comienzan a sentir los rigores de una dieta baja en proteínas", denunció.

Dijo por otra parte que las importaciones de alimentos realizadas por el gobierno resultaron insuficientes para cubrir la alta demanda del mercado nacional, lo que produce enormes colas de amas de casa que estoicamente aguantan lluvia y sol en espera de los productos.

Mendoza advirtió que los trabajadores venezolanos denuncian que ni los sueldos, ni los cesta-tickets (bonos de alimentación), les alcanza para hacer un pequeño mercado, en el cual no incluyen carne de bovino, pollo o pescado, debido a sus altos precios.

"Actualmente la canasta alimentaria se ubica en seis mil 623 bolívares (unos seis dólares al cambio oficial), lo que significa que el precio de la misma es similar a dos salarios mínimos mensuales. Es decir el venezolano consume la mitad de lo que consumía antes", recalcó el legislador socialcristiano.

Finalmente, resaltó que los incrementos más fuertes y especulativos se han centrado en productos como leche, queso, azúcar, huevos, aceite vegetal y harina precocida, rubros que sólo expenden los buhoneros (comerciantes ilegales) no controlados por el gobierno.

NOTIMEX