19 de marzo de 2014 / 04:28 p.m.

Nueva York.- El poblano César Vargas está en espera de hacer historia y sentar un precedente legal en Nueva York, cuando la Corte Suprema del estado decida si este mexicano que no cuenta con documentos migratorios puede ejercer como abogado.

La decisión, que podría tomarle a la corte semanas o meses, sentaría un precedente legal en el estado, y abriría las puertas para que otros inmigrantes sin documentos pudieran ejercer el derecho en Nueva York.

"En este momento pasé ya todos los requisitos por los que toda persona debe pasar tras terminar la escuela de derecho. Aprobé el examen del comité de abogados, una entrevista y un examen de mi carácter moral, para lo que investigaron mi historia personal", dijo Vargas en entrevista con Notimex.

De 30 años de edad, Vargas indicó que aunque la conclusión del comité de abogados es que tenía un "carácter estelar", ésta evitó recomendar su ingreso a la Barra profesional local debido a que decisiones en casos migratorios son responsabilidad de las cortes y las legislaturas.

Emigrante en Estados Unidos desde los cinco años de edad, originario del estado de Puebla, Vargas sería el segundo mexicano indocumentado en ejercer el derecho en Estados Unidos, luego de que la Corte Suprema de California aprobara en enero la licencia de abogado de Sergio García.

El antecedente de California no es el único. En un caso similar, la Corte Suprema de Florida rechazó en agosto pasado que el mexicano indocumentado José Godínez Samperio pudiera obtener su licencia como litigante.

"Tenemos dos diferentes estados con dos diferentes decisiones, pero lo más importante es que las leyes de Nueva York afirman que el estado no puede prohibir una licencia profesional por la condición legal de quien la solicita. Y ese es nuestro argumento", afirmó Vargas.

Vargas estudió derecho en la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY) y tras obtener beneficios del Programa de Acción Diferida, que otorga un permiso de trabajo por dos años a quienes hayan ingresado a Estados Unidos cuando eran menores, decidió solicitar su licencia de abogado.

El graduado de derecho es cauteloso acerca de la decisión de la corte, pero destacó que abogados y políticos le han mostrado su apoyo, y que en caso de recibir una decisión contraria a sus aspiraciones cuenta con dos instancias legales adicionales para pelear su caso.

El propio comité de abogados que evaluó la capacidad de Vargas para litigar expreso que aplaudía “la devoción de Vargas por el país en que ha vivido la mayor parte de su vida”.

"La decisión afectaría a muchas personas en Nueva York. Soy el primer indocumentado en solicitar la licencia, pero conozco otros colegas sin papeles que están a punto de graduarse y otros que van avanzados ya en la carrera", apuntó.

El objetivo de Vargas, de obtener su licencia para ejercer el derecho a Nueva York, sería paliar el dolor que sufren muchas de las familias cuando alguno de sus miembros es deportado por no contar con documentos en el país.

"Veo a familias separadas por un sistema que no funciona, y yo quiero luchar por ellas, representar a la comunidad. No quiero ser abogado para ser millonario o sólo por el título. Mi mamá luchó siempre por una vida mejor y quiero regresar algo a la comunidad", aseguró.

NOTIMEX