Javier Trujillo
16 de agosto de 2013 / 11:03 p.m.

 

Acapulco • La dirigencia nacional del PRD confía en que el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, reconsidere su postura con relación a la reforma energética del presidente Enrique Peña Nieto y se sume al rechazo de la izquierda contra la privatización de Pemex.

El secretario general del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Alejandro Sánchez Camacho, dijo que el próximo miércoles habrá un conclave en la sede nacional del sol azteca con los mandatarios de ese partido para fijar una postura oficial de rechazo a la iniciativa de abrir a Pemex al capital privado.

“Tenemos confianza en que a partir de ahí habrá una opinión de unanimidad, entre todos nuestros gobernadores contra la reforma privatizadora de Enrique Peña Nieto”, expresó el dirigente perredista.

En conferencia de prensa, diputados y líderes del Partido de Revolución Democrática se pronunciaron en contra de la reforma energética que propuso el jefe del Ejecutivo, Enrique Peña Nieto, por considerar que esta perjudicaría a la economía de todos los mexicanos.

Dijeron que habrá una consulta a nivel nacional a partir del 25 de agosto y que ésta habrá de iniciar en el estado de Guerrero para preguntar a los ciudadanos sobre si están de acuerdo o no con esa modificación y con base a los resultados, llevarán hasta el Congreso de la Unión un documento de apelación.