NOTIMEX
27 de mayo de 2016 / 06:32 p.m.

Dallas.- La Patrulla Fronteriza en el sur de Texas reactivó su plan anual para evitar que migrantes indocumentados crucen los desiertos en los meses de verano y mueran durante las caminatas a causa del calor y la falta de agua.

La Patrulla Fronteriza en el Sector del Valle del Río Grande, que abarca el sureste de Texas, anunció que planea intensificar durante los próximos meses sus esfuerzos para salvar las vidas de los migrantes.

“Cada año, conforme se acercan los calurosos meses del verano, aumentamos los esfuerzos en estos ranchos remotos que rodean los puntos de control (carretero) de Falfurrias y Sarita”, dijo Manuel Padilla Jr. , jefe de la Patrulla Fronteriza en Valle del Río Grande.

“A medida que los traficantes trasladan a los inmigrantes a Estados Unidos, eludiendo estos puestos de control, los ponen en peligro, llevándolos a través de zonas escarpadas con poco o nada de agua”, agregó.

Corinne Stern, médico forense en el condado de Webb y quien maneja cerca del 90 por ciento de los casos de muerte de migrantes en el sur de Texas, destacó que la causa número uno de muerte para estos migrantes es la deshidratación.

En lo que va del actual año fiscal, que inició en octubre pasado, 68 cuerpos de migrantes o sus restos han sido recuperados en el sector del Valle del Río Grande.

Agentes de la Patrulla Fronteriza también han rescatado a 549 migrantes indocumentados, que fueron abandonadas por traficantes de personas.

De acuerdo con datos de la Patrulla Fronteriza, el año pasado se recuperaron un total de 69 cuerpos o restos de migrantes y fueron rescatadas 714 personas.

Funcionarios de la Patrulla Fronteriza informaron que este año recibirán agentes adicionales provenientes del sector de El Paso para ayudar a asegurar la frontera y combatir el aumento de la inmigración y la muerte de indocumentados en el sureste de Texas durante los meses de verano.