REuters
14 de mayo de 2015 / 09:37 a.m.

Bujumbura.- Burundi amaneció este jueves con enfrentamientos armados entre fuerzas leales al presidente Pierre Nkurunziza y militares golpistas, un día después de que un ex general anunciara la destitución del mandatario, que aún se encuentra en Tanzania, por considerar que su candidatura a un tercer mandato violaba la Constitución.

El jefe del Ejército de Burundi dijo el jueves que el golpe de Estado fracasó y las fuerzas leales al presidente están en control.

"El intento de golpe de Estado fracasó, las fuerzas leales siguen controlando todos los puntos estratégicos", dijo el Jefe del Estado Mayor de Ejército, general Prime Niyongabo, en un comunicado transmitido por la radio estatal.

Un testigo de Reuters reportó que un periodista de la emisora estatal dijo que aún se escuchaba un intenso tiroteo en la capital el jueves por la mañana.

Otro testigo de Reuters dijo que se escucharon fuertes explosiones en la capital.

El testigo de Reuters dijo que dos estaciones de radio privadas y una emisora de televisión fueron atacadas por desconocidos con uniformes policiales. Las dos estaciones se encontraban entre las que difundieron el anuncio donde el mayor general Godefroid Niyombare anunció el miércoles que había removido a Nkurunziza.

Ni Niyombare ni sus voceros estaban disponibles de inmediato para comentar.

Durante las últimas dos semanas, al menos 20 personas han muerto en las protestas contra las aspiraciones del presidente a presentarse a un tercer mandato.

La candidatura de Nkurunziza ha suscitado grandes temores en gran parte de la población burundesa —pertenecientes fundamentalmente a la etnia tutsi, minoritaria del país— que apenas hace una década salió de una guerra civil (1993-2005).