26 de abril de 2014 / 02:17 p.m.

“Ni las bombas lacrimógenas ni los perdigones nos apartarán de esta lucha por un cambio en la conducción de la política del gobierno”, precisó el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la pública Universidad Central de Venezuela 

Caracas.- Las causas de la protesta siguen sin ser atendidas por el gobierno venezolano y como consecuencia de ello el movimiento estudiantil se mantiene en la calle, afirmó hoy el líder universitario Juan Requesens, en conversación con Notimex.

“Ni las bombas lacrimógenas ni los perdigones nos apartarán de esta lucha por un cambio en la conducción de la política del gobierno”, precisó el presidente de la Federación de Centros Universitarios de la pública Universidad Central de Venezuela (FCU-UCV).

Requesens recalcó que el gobierno del presiente Nicolás Maduro es el único responsable de la grave crisis que en todos los órdenes atraviesa el país, la cual ha originado manifestaciones de protesta, y hasta ahora no da ninguna señal de querer rectificar.

“El responsable de la ola de violencia en el país es el presidente Nicolás Maduro, quien lejos de fortalecer el diálogo de paz, que el mismo convoca, a trastienda se dedica a desarticularlo, con ofensas, descalificaciones e improperios a sus adversarios políticos”, añadió.

Requesens aclaró que por esa razón no han abandonado la calle y resaltó que “en esta lucha los estudiantes venezolanos ni dan ni piden cuartel”.

Explicó que las manifestaciones en la calle son un sentimiento de rechazo a un régimen dictatorial que ahoga las libertades e irrespeta los derechos humanos.

“Los jóvenes están conscientes de ello y han vencido el miedo, porque saben que es una protesta sin retorno”, sentenció.

Anoche, Maduro reafirmó su interés en continuar la mesa de diálogo, pero rechazó que su gobierno pueda hacer ningún pacto con la oposición, y advirtió que el que se quiera ir que se vaya.

Maduro, en cadena nacional de radio y televisión, enfatizó: "jamás nos hemos sentado ni nos sentaremos a pactar absolutamente nada, una cosa es debatir, dialogar, y otra cosa es retroceder; no hay pacto, no hay negociación, ni con la burguesía ni con nadie".

Requesens advirtió que el movimiento estudiantil jamás recibió una invitación formal para reunirse con el Ejecutivo, “pese a que el jefe de Estado, cada vez que se refiere a la participación estudiantil señala que fuimos convocados, cuando eso es absolutamente falso”.

Notimex