3 de septiembre de 2014 / 09:42 p.m.

Washington.- La respuesta internacional para controlar la epidemia de ébola que afecta a varios países en África tendrá un costo de al menos 600 millones de dólares, estimaron la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Naciones Unidas (ONU).

Margaret Chan y Keiji Fukuda, directora y director asistente de la OMS, en forma respectiva, así como David Nabarro, coordinador de los sistemas de respuesta de la ONU para el ébola, ofrecieron una rueda de prensa aquí para hablar de la actual situación de la epidemia.

La epidemia fue calificada por los funcionarios como la “más grande, severa y compleja que se ha visto en los casi 50 años de historia de esa enfermedad”.

"Creo que va a costar al menos 600 millones de dólares o quizás mucho más el apoyo necesario a los países (afectados por el brote de ébola) para tener la situación bajo control", señaló en rueda de prensa el doctor Nabarro.

Destacó la urgencia de financiamiento para subsanar la carencia de personal de salud, estableciendo las condiciones necesarias a fin de que regresen a sus labores aquellos que permanecen es casa por miedo a ser contagiados, lo que calificó como la prioridad número uno.

Los directivos se encuentran en la capital estadunidense para reunirse con funcionarios estadunidenses y del Banco Mundial a fin de incrementar la respuesta a la actual epidemia de ébola.

La directora de la OMS resaltó la necesidad de aumentar la respuesta coordinada global, ya que el brote continúa escalando. Más del 40 por ciento del total de casos ocurrió en los pasados 21 días, dijo.

Chan recordó que en África Occidental se han registrado tres mil 52 casos de contagiados por el virud del Ébola y han muerto mil 546 personas.

Nabarro consideró que se debe incrementar la respuesta a la emergencia tres o cuatro veces en relación con los recursos que en la actualidad se están manejando, debido al aumento de casos en la última semana.

Reveló que durante los próximos días tendrán conversaciones con gobiernos "clave" y organismos multilaterales a fin de que se involucren "por completo" en la ayuda a los países afectados.

Fukuda señaló, por su parte, que para atender a 80 pacientes de ébola se necesitan entre 200 y 250 personas, lo que incluye a quienes ofrecen cuidado médico directo y aquellos que respaldan sus funciones.

A su regreso de una visita por la región, los tres funcionarios subrayaron la crisis de combustibles y transporte en las zonas más afectadas por la epidemia.

Chan agregó que en Guinea, Liberia y Sierra Leona, donde la transmisión del virus del Ébola es más intensa, se tiene proyectado revertir la tendencia en tres meses.

"Con la respuesta internacional coordinada, el dinero y la pericia técnica (...) esperamos detener la transmisión (del virus en un lapto de) entre seis y nueve meses", agregó.

La titular de la OMS agregó que en países como Senegal y la República Democrática del Congo, donde el brote es incipiente, el organismo espera detener la transmisión en las próximas ocho semanas.

Afirmó que la estigmatización y aislamiento a los que han estado sujetas varias comunidades en los países donde la transmisión del virus ha sido más intensa, ha dificultado el control del brote de ébola.

Asimismo, indicó que la comunidad científica se reunirá el jueves y viernes próximos en Suiza para tomar decisiones sobres los tratamientos experimentales y otras medidas adicionales para dar respuesta al brote de ébola.

FOTO: Reuters

NOTIMEX