AP
7 de mayo de 2016 / 07:55 a.m.

Estados Unidos.- En sus primeras declaraciones sobre el estatus de Donald Trump como el virtual candidato republicano a la presidencia, el presidente Barack Obama exhortó el viernes a los medios a someter a un mayor escrutinio a los candidatos.

"Nos encontramos en un momento serio y este es realmente un trabajo serio", dijo Obama en la Casa Blanca. "Esto no es entretenimiento; esto no es un reality show".

Obama insinuó que el ascenso de Trump fue posible gracias a una prensa que se enfoca en lo frívolo.

"Lo que me preocupa es el grado en que la cobertura y la información empieza a enfatizar el espectáculo y el circo", declaró Obama, reconociendo simultáneamente que Trump es un espectáculo y culpando en parte a los medios por haberlo creado.

"Eso no es algo que podamos permitirnos. Y el pueblo estadounidense tiene buen juicio; tiene instintos, siempre y cuando reciba buena información".

Con sus breves comentarios, emitidos al final de las declaraciones sobre la economía, Obama se involucró un poco en una contienda de la que ha tratado de guardar distancia. Con eso, el presidente reveló su probable línea de ataque contra el precandidato republicano, quien era estrella de un reality, y delicadamente abordó la contienda en su propio partido.

La Casa Blanca ha afirmado que Obama estará presente con regularidad durante la campaña del candidato demócrata una vez que su partido se una en torno a un solo candidato. Ante la pregunta sobre la contienda demócrata, Obama no se atrevió a exhortar directamente al senador Bernie Sanders a abandonar la competencia, pero el mandatario sugirió que el resultado está escrito.

"Dejemos que el proceso se resuelva por sí mismo", dijo Obama cuando se le preguntó si era momento de que Sanders renunciara. Luego agregó: "Pienso que todo mundo sabe lo que esas matemáticas indican".