23 de diciembre de 2014 / 05:45 p.m.

Knox.- Autoridades dijeron que una mujer de 19 años estranguló a un primo de 5 años que había estado bajo el cuidado de los padres de la joven. Presuntamente luego se deshizo del cuerpo en una carretera antes de llamar a las autoridades y dar un reporte falso de que dos intrusos enmascarados se habían llevado al niño de su hogar en el área de Albany.

La llamada de Tiffany VanAlstyne al 911 se registró la tarde del jueves y desató una búsqueda de Kenneth White que duró hasta la noche, dijeron las autoridades. El cuerpo de Kenneth fue encontrado en una alcantarilla, cubierto de nieve en un intento de VanAlstyne para ocultar el crimen, según dijo el alguacil del condado de Albany, Craig Apple.

VanAlstyne fue acusada el viernes de homicidio en segundo grado. Ella no dijo nada en su comparecencia. Apple no quiso hacer comentarios sobre un motivo y dijo que las autoridades creen VanAlstyne actuó sola.

Desde septiembre los padres de VanAlstyne habían sido los guardianes legales de Kenneth, su hermana gemela Cheyenne, y su hermana de 4 años, Christine. Los niños habían vivido en la casa durante más de un año. Apple explicó que no creía que los otros niños estaban en la habitación donde fue atacado Kenneth.

Las autoridades sostienen que VanAlstyne estranguló al niño y arrojó su cuerpo "como un pedazo de basura" sobre una valla de seguridad a lo largo de un camino rural de dos carriles. El niño también había sufrido un golpe en la cabeza. La llamada al 911 desencadenó una búsqueda que incluyó una Alerta Amber que describía los supuestos secuestradores como dos hombres vestidos de negro y conduciendo una camioneta negra. Sin embargo, Apple dijo que tras el interrogatorio de VanAlstyne y otras personas comenzaron a producirse contradicciones que arrojaron que la historia del secuestro era dudosa.

La madre de los niños vive en Amsterdam, al oeste de Albany, y el padre en Massachusetts. Las autoridades no dijeron por qué los niños habían sido puestos al cuidado de su tía, Brenda VanAlstyne. Apple indicó que era común para Tiffany cuidar a los niños cuando su madre y su padre, Kenneth VanAlstyne, no estaban en casa. Añadió que la policía había ido a la casa en varias ocasiones por razones no especificadas, pero no tenía ninguna razón para creer que los niños no estaban a salvo.

Los restos del niño serán enterrados el fin de semana próximo. El velorio se realizará de las 8:30 a las 11 de la mañana del sábado en la funeraria Riley de Amsterdam, donde vive su madre, y a continuación se realizará el funeral en la misma funeraria.

FOTO: Times Union

AP