4 de febrero de 2013 / 02:18 p.m.

Ciudad de México • El presidente Enrique Peña Nieto afirmó que en su administración se está recurriendo a una estrategia de mayor inteligencia para dar golpes certeros y no propiciando eventualmente enfrentamientos que hagan que la violencia provoque más violencia.

En entrevista televisiva con la cadena CNN en español, el mandatario aseveró que a él no le toca valorar ni eximir de responsabilidad alguna por las acciones emprendidas por la administración federal pasada, que derivaron en una denuncia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya por presunta violación a los derechos humanos.

"La actuación seguida por el gobierno anterior al que ahora yo presido, tuvo una razón claramente de hacer frente a un fenómeno nuevo que se estaba viviendo en el país y que sigue presente", consideró.

Peña Nieto agregó que "la actuación del Estado va más allá de quién la instrumentó y de quién tuvo la responsabilidad de asumir esta decisión; me parece que la Corte Internacional tendrá que juzgar y valorar a partir de todos esos lineamientos".

Respecto al caso de la ciudadana francesa Florance Cassez señaló que su gobierno investigará si hubo comisión de algún delito por las autoridades de la administración pasada, y que de ser así se procederá conforme a derecho.

El titular del Ejecutivo federal señaló que la Procuraduría General de la República (PGR) se encarga de hacer la indagatoria debida del asunto.

"La PGR ha señalado que habrá de llevar a cabo las investigaciones correspondientes para determinar si en los errores cometidos eventualmente hubo la comisión de algún delito que, de haberlo, habrá la persecución correspondiente o la investigación debida", apuntó.

Reconoció que sin duda es una situación que ha causado conmoción y posiciones encontradas, en donde la gran mayoría ha señalado cierto grado de frustración ante el fallo, pero que "deja muy en claro que queriendo ser una sociedad de derechos, nos obliga a actuar con estricto apego a la legalidad y al debido proceso", indicó.

Por otra parte, Peña Nieto expresó que los esfuerzos en materia de seguridad que está implementando su administración, serán observados a mediano plazo por el pueblo de México, y reiteró que los patrullajes del Ejército y la Marina que hacen en las calles serán retirados de manera gradual.

"Los resultados se deberán observar en el mediano plazo, lo anticipé y no es algo que sólo lo haya postulado ahora, sino desde los tiempos de campaña; señalé que es un tema sensible como lo sigue siendo para los mexicanos, de prioridad para el país", manifestó en el marco de su gira por Chile y Uruguay.

Agregó que lo anterior deberá llevar a la instrumentación de una nueva estrategia que se concentre en atender las causas de la violencia y del delito y no sólo los efectos.

"Qué significa esto, que realmente logremos que México tenga condiciones que detonen oportunidades de desarrollo para aquellos que no tienen empleo o que viven en pobreza; todo esto va a tener sin duda un efecto en las condiciones de seguridad", explicó.

NOTIMEX