17 de marzo de 2013 / 12:16 a.m.

Ciudad de México • La Comisión Nacional de Derechos Humanos estudia el caso y proporciona atención a 63 mexicanos condenados a la pena de muerte en el extranjero, al considerar que los Estados están obligados a garantizar el respeto a los derechos fundamentales del ser humano, entre ellos el respeto a la vida.

Partiendo de la Declaración Universal de Derechos Humanos que establece que “todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la seguridad de su persona”, la CNDH cuenta con un programa que da seguimiento al estado procesal de los condenados.

De los 63 casos que la institución tiene conocimiento, 60 de ellos se registran en Estados Unidos, principalmente en California donde 37 connacionales esperan el cumplimiento de la sentencia.

LUIS MENDIETA