27 de octubre de 2014 / 11:29 p.m.

Marysville, Washington. — Un popular estudiante responsable de una balacera en una secundaria del estado de Washington invitó a sus víctimas a almorzar vía mensaje de texto y luego les disparó en su mesa, dijeron el lunes los investigadores.

Los cinco alumnos estaban en la mesa de una cafetería cuando fueron baleados por Jaylen Fryberg, de 15 años, informó Ty Trenary, jefe policial del condado Snohomish, durante una conferencia de prensa. Luego el agresor se suicidó.

Los detectives investigan montones de mensajes de texto, así como registros telefónicos y de las redes sociales como parte de una pesquisa que podría llevar meses.

"La pregunta que todo el mundo se hace es, ¿por qué?''', agregó Trenary. "No sé si el 'por qué' sea algo que nosotros podamos proporcionar".

Fryberg, un jugador de fútbol americano que fue nombrado un príncipe en la Corte de Bienvenida (un grupo representativo de estudiantes que son escogidos porque han hecho mucho para contribuir a su escuela), era integrante de una destacada familia de las tribus Indígenas Tulalip. Parecía contento, aunque también estaba molesto por un asunto de una chica, dijeron sus amigos.

Recientemente su cuenta de Twitter se llenó de mensajes vagos y angustiados, como "No durará... nunca durará", y "Debería haber escuchado... tú tenías razón... Todo el tiempo tuviste la razón".

El viernes, después de enviarles mensajes de texto a cinco amigos para invitarlos a comer, sacó una pistola en la cafetería y comenzó a disparar. Las víctimas fueron Zoe R. Galasso, de 14 años, que murió en el lugar; Gia Soriano, de 14, que falleció en un hospital el domingo por la noche; Shaylee Chuckulnaskit, de 14, que sigue en condición crítica; y sus dos primos. Nate Hatch, de 14, y Andrew Fryberg, de 15.

Hatch, que recibió un balazo en la mandíbula, es la única víctima que ha mostrado mejoría. El lunes su condición se reportaba satisfactoria en terapia intensiva en el Centro Médico de Harborview en Seattle, mientras que Andrew Fryberg sigue en condición crítica allí mismo.

La familia de Soriano dijo que sus órganos serían donados.

"Estamos devastados por esta tragedia sin sentido", afirmó su familia en un comunicado, el cual fue leído por la doctora Joanne Roberts, del Centro Médico Regional de Providence, durante una conferencia de prensa. "Gia es nuestra hija hermosa, y no es posible expresar con palabras lo mucho que la extrañamos".

Trenary también confirmó que la pistola calibre .40 empleada en la balacera había sido adquirida legalmente por uno de los parientes de Fryberg. Se desconoce cómo fue que cayó en manos del agresor.

La Oficina del Forense del condado de Snohomish falló el lunes que la muerte de Fryberg fue por suicidio. Había habido algunas dudas sobre si él se habría disparado accidentalmente luego que un profesor intentó intervenir, pero Trenary dijo que los investigadores confirmaron que el maestro y el atacante no tuvieron contacto físico.

En un monumento conmemorativo improvisado afuera de la escuela, un grupo de dolientes se abrazó fuertemente a las 10:39 de la mañana, el momento en que se reportó el tiroteo.

FOTO: Ap

AP