10 de mayo de 2014 / 09:32 p.m.

El gobierno de Maduro ha enfrentado desde febrero numerosas protestas callejeras en Caracas y otras ciudades.

Venezuela.- Estudiantes y opositores convocaron a una marcha el sábado por la capital venezolana para exigir el cese de la "represión" y la liberación de los detenidos durante las protestas que se vienen realizando desde hace casi tres meses contra el gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La marcha fue convocada por redes sociales y en declaraciones para exigir que se respeten derechos como la libertad de expresión y a la manifestación pacífica, dos días después que varios cientos de militares y policías arrestaron a 243 jóvenes que pernoctaban en cuatro campamentos opositores en el este de la ciudad que fueron desmantelados, lo que desató horas después enfrentamientos callejeras en Caracas que dejaron un policía muerto.

El desalojo coincidió con una sentencia reciente del Tribunal Supremo de Justicia que establece que todas las manifestaciones deben contar con un permiso.

La sentencia estableció que el derecho a la manifestación consagrado en la Constitución "no es un derecho absoluto" y, en consecuencia, dictaminó que en los casos que no medie un permiso de las autoridades locales, la policía debe dispersarlas, aun si son pacíficas.

Previo a la sentencia, las autoridades negaron varias veces el permiso a marchar a los estudiantes, principales promotores de las protestas en contra del gobierno de Maduro.

El abogado Alfredo Romero, directivo de la ONG Foro Penal Venezolano, confirmó que en la madrugada del sábado fueron excarcelados más de tres decenas de los jóvenes detenidos en los campamentos, con lo que la cifra de liberados por ese caso hasta ahora asciende a 52.

"Los 36 detenidos en campamento Chacao (asentado frente a la sede de la ONU) fueron liberados con medidas de presentación cada 15 días", tuiteó Romero.

Los jóvenes permanecían recluidos desde el jueves en una instalación de la Guardia Nacional.

Las audiencias de presentación a un juez continuaban el sábado. Anteriormente habían sido liberadas 16 personas, de las cuales 12 son adolescentes, se informó.

El desmantelamiento de los cuatro campamentos, que fueron instalados hace más de un mes en el este de la ciudad por varios centenares de jóvenes en protesta contra el gobierno, generó el jueves protestas callejeras en Caracas que dejaron un saldo de un policía muerto y otros dos heridos por arma de fuego.

En relación a las investigaciones de la muerte del agente de la Policía Nacional, funcionarios del cuerpo nacional de detectives CICPC allanaron el sábado varios edificios cercanos al lugar del crimen, incluyendo uno donde reside la encargada de derechos humanos de la coalición opositora, Delsa Solórzano, en busca de pistas que permitan la detención del autor de los disparos, que según los investigadores se hicieron desde lo alto de un edificio.

"El allanamiento fue en todo el edificio, cada uno de los apartamentos incluyendo el mío. El allanamiento se realizó con tranquilidad, aunque en mi caso como legisladora no se cumplieron con los parámetros de ley; lo permití porque no tengo nada que ocultar y así se confirmó en el acta tras la revisión", dijo Solórzano a la prensa.

El gobierno de Maduro ha enfrentado desde febrero numerosas protestas callejeras en Caracas y otras ciudades.

Universitarios y opositores, esencialmente de clase media, han salido a protestar a las calles contra la desbordada inflación —que alcanzó en marzo una tasa anualizada de 59%— el desabastecimiento de productos de primera necesidad y un alto índice de delincuencia.

Los incidentes han dejado 42 muertos, 817 heridos y unos 2.500 detenidos, de los cuales 197 permanecen arrestados y sujetos a procesos judiciales, según la Fiscalía General.

Algunos miembros de la oposición, entre ellos el excandidato presidencial Henrique Capriles, sostienen que las recientes acciones de las autoridades son una táctica para distraer a los venezolanos de problemas cotidianos que los agobian.

"Todo esto que hacen es la rayada estrategia del Gob (gobierno) de ocultar el desastre, la debacle económica, con detenciones, persecuciones, etc", manifestó Capriles en su cuenta en Twitter.

AP