AP
26 de julio de 2017 / 09:00 p.m.

MILWAUKEE. — El gobierno de Estados Unidos alertó el miércoles a sus ciudadanos que viajan a México sobre reportes de alcohol adulterado que han ocasionado que las personas que lo ingirieron se enfermaran o perdieran el conocimiento.

El periódico The Milwaukee Journal Sentinel recientemente informó sobre viajeros que se enfermaron luego de tomar alcohol en los centros turísticos mexicanos. El 20 de enero una turista estadounidense que viajó a México con su familia fue hallada flotando inconsciente en la alberca del hotel donde estaban hospedados.

El Departamento de Estado publicó la advertencia el miércoles en su sitio de viajes a México. La advertencia aconseja a los turistas a beber con moderación y buscar ayuda médica si comienzan a sentirse mal.

La vocera del departamento, Pooja Jhunjhunwala, le dijo a The Associated Press que la advertencia vino después de varios reportes sobre incidentes recientes en los que la gente que estaba en las áreas turísticas se había enfermado o había perdido el conocimiento luego de consumir alcohol supuestamente adulterado o de mala calidad. Puntualizó que el departamento ha consultado con los diplomáticos estadounidenses en México sobre su preocupación.

“Los estadounidenses también deberían de contactar a la embajada de Estados Unidos más cercana o a un consulado mexicano en caso de que se sientan mal”, mencionó Jhunjhunwala.

Abber Connor, residente de Wisconsin, fue hallada inconsciente flotando en una alberca en el hotel Paraíso del Mar, uno de los resorts de la cadena Iberostar, cerca de Playa del Carmen en México, informó The Milwaukee Journal Sentinel. Cuando la sacaron tenía muerte cerebral y fue trasladada a Florida, donde fue desconectada del soporte vital que la mantenía con vida.

El hermano de 22 años de Connor también se desmayó. Tenía un golpe severo en la cabeza. Los dos habían llegado con su madre y padrastro al hotel horas antes del incidente y habían estado tomando en el bar de la alberca.

Después de ese reporte, el periódico recibió testimonios de más de tres decenas de personas que tuvieron experiencias similares tras haber tomado cantidades controladas de alcohol en los hoteles todo incluido en México.

En un comunicado la semana pasada, la empresa Iberostar, con sede en España, dijo que ellos se apegan a las normas reguladoras y sólo compran “botellas selladas que cumplan con los estándares requeridos por las autoridades regulatorias”.



dat