30 de julio de 2013 / 09:32 p.m.

Washington DC -Baltimore • Los cambios estructurales y sociales que México ha experimentado en décadas recientes reducirán los flujos migratorios hacia Estados Unidos, consideró hoy embajador mexicano en Estados Unidos, Eduardo Medina Mora.

"México no va a ser una fuente mayor de migración hacia Estados Unidos en el futuro", sostuvo el diplomático mexicano al hablar aquí sobre de la postura de su gobierno frente a la discusión de la reforma migratoria en el Congreso estadunidense.

Medina Mora explicó que esta valoración deriva de las circunstancias "totalmente diferentes" que viven ahora su país, haciendo notar en particular la caída en más de 200 por ciento en la tasa de fertilidad durante los últimos 50 años.

A ello se suman también otros indicadores como un mayor acceso a la educación primaria, pero sobre todo un mejor desempeño en el ámbito económico.

"En términos de creación neta de empleos, lo hemos hecho bien. Incluso estamos absorbiendo migración de Centroamérica", dijo en un foro organizado por la agrupación Diálogo Interamericano.

Medina Mora insistió que si bien su gobierno sigue con interés el tema de la reforma migratoria, "es esencialmente un tema doméstico" de Estados Unidos.

"Para nosotros este es un tema enorme en el sentido de que tenemos responsabilidad sobre unos 6 millones de ciudadanos mexicanos que tienen un estado irregular en Estados Unidos", apuntó.

Señaló que dado que una reforma migratoria resultaría en una ampliación de las oportunidades económicas para estos y otros migrantes indocumentados, su país vería con agrado la aprobación de una reforma.

"Entendemos claramente que este no es (un tema de) negociación bilateral. Eso es algo que Estados Unidos tiene que hacer por su propia seguridad; esto es lo correcto en términos de alentar el crecimiento económico", dijo.

NOTIMEX