AP
17 de septiembre de 2016 / 09:15 p.m.

BEIRUT.  — Estados Unidos dijo que quizá bombardeó el sábado por error a soldados sirios durante una incursión aérea contra el grupo Estado Islámico, incidente que de confirmarse constituiría el primer ataque directo contra las fuerzas del presidente Bashar Assad del que se tenga conocimiento.

El Mando Central de Estados Unidos dijo que la operación fue suspendida de inmediato "cuando autoridades rusas informaron a funcionarios de la coalición que posiblemente el personal y los vehículos atacados pertenecían a las fuerzas militares sirias".

La incursión aérea estuvo dirigida contra una base en la ciudad de Deir el-Zour, —a la que rodea el grupo Estado Islámico— en el este, lo que favoreció un avance de los extremistas, según las fuerzas sirias.

El mando militar ruso dijo que el ejército sirio le indicó que al menos 62 soldados perdieron la vida en el ataque aéreo y más de 100 resultaron heridos.

El ataque presuntamente por equivocación podría haber asestado un golpe demoledor a la frágil tregua negociada por Estados Unidos y Rusia que ha sido observada en lo general durante cinco días a pesar de las decenas de que las partes en conflicto han incurrido en decenas de violaciones.

La cesación de las hostilidades, que no se aplica a los ataques contra el grupo Estados Islámico, ha sido objeto de controversia entre Moscú y Washington, que acusan a los enemigos de sus respectivos aliados de no respetarla cabalmente.

"Las fuerzas de la coalición no atacarían intencionalmente a una unidad militar siria conocida", dijo el Mando Central de Estados Unidos.

El ejército afirmó dijo que los ataques aéreos permitieron que el Estado Islámico avanzara hacia una colina que da frente a la base aérea. Describió la incursión como un "ataque grave y flagrante contra Siria y sus fuerzas militares", y "una prueba contundente del apoyo de Estados Unidos a Daesh y otros grupos terroristas", afirmó el ejército. Daesh es el acrónimo en árabe del Estado Islámico.

Un portavoz del ejército sirio dijo a primeras horas del domingo que Estados Unidos destruyó en su ataque aéreo tres tanques, tres vehículos de combate de infantería, cuatro morteros y un arma antiaérea, informó la agencia noticiosa estatal rusa TASS.

El portavoz no identificado dijo que el avance del Estado Islámico contra la base fue detenido después de que se solicitara a los aviones rusos que atacaran posiciones de esa organización.

Rusia convocó una sesión de emergencia del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y exigió una "explicación completa y detallada de si lo sucedido se trató de un apoyo deliberado al Estado Islámico o de otro error".

La portavoz del ministerio del Exterior de Rusia, Maria Zakharova, dijo que "después del ataque de hoy contra el ejército sirio, llegamos a la terrible conclusión de que la Casa Blanca está defendiendo al Estado Islámico", según TASS.

El ministerio del Exterior de Siria dijo que envió un mensaje urgente en el que solicita al Consejo de Seguridad que "condene la agresión estadounidense", de acuerdo con Tass, que citó un despacho de la agencia noticiosa siria SANA. Según el despacho noticioso de SANA, cinco aeronaves estadounidenses participaron en el ataque.

Un funcionario de alto rango del gobierno del presidente Barack Obama dijo que Estados Unidos ha "transmitido nuestro pesar" por la pérdida fortuita de vidas entre las fuerzas sirias que combaten al Estado Islámico.

Horas antes el mismo sábado, el presidente ruso Vladimir Putin puso en duda el compromiso de Estados Unidos con el alto el fuego y dejó entrever que Washington no está dispuesto a romper vínculos con los "elementos terroristas" que combaten a las fuerzas de Assad.

Un funcionario del Ministerio ruso de Defensa dijo que Damasco informó a Moscú que 62 soldados sirios fueron muertos en el ataque aéreo. Rusia libra desde hace un año una campaña aérea a favor de las fuerzas de Assad y mantiene una estrecha coordinación con ellas.

El portavoz del ministerio de Defensa, general mayor Igor Konashenkov, señaló que el ataque aéreo, ocurrido cerca del aeropuerto de Deir el-Zour, lo efectuaron dos aviones F-16 y dos A-10. Konashenkov no identificó el país de las aeronaves pero señalo que pertenecían a la colación internacional.

Konashenkov dijo que las autoridades sirias informaron que además de los soldados muertos, 100 resultaron heridos. Los aviones llegaron desde la dirección de la frontera iraquí, agregó.

Agregó que si la coalición efectuó su ataque por equivocación, se debió a la "persistente renuencia de la parte estadounidense para coordinar con Rusia las acciones que emprenda contra los grupos terroristas en Siria".