REUTERS
3 de abril de 2018 / 10:57 p.m.

WASHINGTON. - El Gobierno del presidente Donald Trump redobló el martes la apuesta en la creciente disputa comercial con China al anunciar aranceles del 25 por ciento para unos mil 300 productos industriales, de tecnología, transporte y medicina para obligar a un cambio en las políticas de propiedad intelectual de Pekín.

La Oficina del Representante Comercial de Estados Unidos presentó una lista que representa unos 50 mil millones de dólares de importaciones anuales que podrían golpear cadenas de suministro de varias manufactureras estadounidenses. La lista abarca desde productos químicos hasta televisores, vehículos motorizados y componentes electrónicos.

La publicación de la lista de aranceles da inicio a un periodo de comentarios y consultas público que se prevé se prolongará unos dos meses, tras el cual la USTR emitiría una "resolución final" sobre la lista. La autoridad programó una audiencia pública el 15 de mayo sobre los aranceles.

El anuncio provocó una rápida amenaza de represalias por parte de la embajada china en Washington. "La parte china recurrirá al mecanismo de solución de diferencias de la OMC y tomará las medidas correspondientes de igual escala y fuerza contra los productos estadounidenses de acuerdo con la ley china", dijo la embajada en un comunicado.

La lista de objetivos de la USTR viene tras la imposición de aranceles por parte de China sobre frutas, nueces, carne de cerdo y vino estadounidenses por valor de 3.000 millones de dólares.

Los aranceles chinos fueron anunciados como represalia contra las nuevas tarifas fijadas el mes pasado por el presidente Trump a las importaciones de acero y aluminio.

La lista de la USTR excluyó notablemente muchos productos de electrónica de consumo como teléfonos celulares y computadoras portátiles ensambladas en China y tampoco incluyó ropa y calzado, lo que provocó el alivio de los minoristas que temían mayores costos para los consumidores estadounidenses.



dat