24 de febrero de 2014 / 10:07 p.m.

Los Ángeles.- Eliseo Medina y otros 15 activistas iniciaron el lunes la primera campaña nacional del año en favor de una reforma migratoria, una gira nacional en autobús para principalmente presionar al presidente de la Cámara de Representantes John Boehner y otros congresistas republicanos.

La movilización a realizarse en dos autobuses recorrerá más de 75 distritos legislativos en más de 30 estados, como Nevada, Oregon, Washington, Arizona, Texas, Illinois, Utah, Colorado, Oklahoma, Florida, Ohio, Georgia, Nueva York, Nueva Jersey y las Carolina.

Principalmente, estará enfocada en Boehner, representante de Ohio; Eric Cantor, congresista de Virginia; y Kevin McCarthy, representante de California, dijo Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición por los Derechos Humanos de los Inmigrantes en Los Angeles.

"Eric Cantor, Kevin McCarthy y Boehner, a eso tres los tenemos que convencer porque ya sabemos dónde están los otros en el liderazgo", dijo Salas. "Ya hemos pasado mucho tiempo convenciéndolos, ahora es tiempo de forzarlos a que tomen acción en favor de nuestras familias".

El Congreso mantiene en el limbo a la reforma migratoria ya que la mayoría republicana en la Cámara de Representantes se ha negado a debatir un proyecto integral de reforma migratoria que fue aprobado en junio por el Senado, de mayoría demócrata.

La prioridad de la gira llamada Fast for Families será abogar por una reforma migratoria, dijo Medina, presidente de la campaña para una reforma migratoria del Sindicato Internacional de Trabajadores de Servicio. También se realizarán manifestaciones, reuniones comunitarias y pedirá un alto a las deportaciones.

"Creo que (el Congreso) tiene que aprobar una reforma en los siguiente tres meses. Esa es la ventana de oportunidad pero si no lo hacen en ese lapso, nosotros vamos a seguir luchando", dijo Medina.

Los autobuses de color marrón partieron del ayuntamiento de Los Angeles luego de una conferencia de prensa a la que asistieron religiosos, sindicalistas y otros activistas.

De los 15 activistas, los principales son Medina, el dreamer Cristian Avila, Dae Joong "DJ" Yoon, director ejecutivo del Consorcio Nacional Coreano-estadounidense para el Servicio y la Educación; y Rudy López, coordinador sénior del Fair Immigration Reform Movement. En noviembre, los cuatro realizaron un ayuno de 22 días en el National Mall en Washington.

"La reforma migratoria no está muerta porque nuestras familias siguen sufriendo día con día, nuestras familias siguen siendo separadas día con día y mientras eso perdure la reforma migratoria seguirá viva", dijo el dreamer Avila, quien trabaja como coordinador para la organización Mi Familia Vota.

La movilización fue organizada por las principales coaliciones y organizaciones nacionales, como Alliance for Citizenship y Center for Community Change, que procuran legalizar a 11 millones de inmigrantes que viven en el país de manera ilegal,

Luego de la gira, que termina el 19 de abril en Washington, los activistas planean seguir abogando por una reforma migratoria con otra campaña nacional en la que ya están trabajando, agregó Salas.

"Los republicanos creen que somos como otros grupos que cuando les dicen que 'no', se bajan las mangas y se van. Nosotros no somos así. Nosotros no nos vamos a ir", puntualizó Salas. "Hay una campaña nacional de familias elevando sus voces. Vamos a hacer actividades, por ejemplo, conectada con los deportados, para que cuenten lo que les está pasando, lo que está pasando con sus vidas y la de sus familias".

AP