REUTERS 
30 de mayo de 2017 / 05:27 p.m.

WASHINGTON/BASE VANDENBERG.- Militares de Estados Unidos celebraron el martes un exitoso primer intento de defensa contra un ataque simulado de un misil balístico intercontinental (MBIC), en un importante hito para un programa destinado a defenderse contra una creciente amenaza norcoreana.

El ejército estadounidense disparó un misil del tipo MBIC desde el Atolón de Kwajalein en las Islas Marshall y luego un misil para interceptarlo desde la Base de la Fuerza Aérea Vandenberg en California.

La Agencia de Defensa de Misiles dijo que fue la primera prueba de munición real con un MBIC para la Defensa de Medios Terrestres (GMD) y la calificó como un "logro increíble".

"Este sistema es de vital importancia para la defensa de nuestra patria, y esta prueba demuestra que tenemos un disuasivo capaz y creíble contra una amenaza muy real", dijo en un comunicado el vicealmirante Jim Syring, director de la agencia.

Antes del lanzamiento, GMD había llevado a cabo intercepciones exitosas en nueve de 17 intentos que se remontan a 1999, la más reciente, en 2014.

Corea del Norte ha acelerado sus pruebas de misiles en el último año, con la meta de desarrollar un MBIC que pueda alcanzar territorio estadounidense.

ilp