NOTIMEX
15 de octubre de 2016 / 12:55 p.m.

LAUSANA.- Estados Unidos, Rusia y otros países que tratan de ayudar a mediar en la guerra civil de Siria renovaron sus esfuerzos diplomáticos el sábado por la tarde en Suiza.

Las nuevas conversaciones están de vuelta al punto donde empezaron, luego de que el mes pasado se derrumbó un acuerdo de alto el fuego.

Con los gobiernos sirio y ruso presionando por una ofensiva militar contra partes de la ciudad de Alepo, en manos de los rebeldes, nadie había pronosticado un avance rápido en realidad.

El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, se reunió con el canciller ruso, Serguei Lavrov, así como con enviados de alto nivel de Arabia Saudí, Irán, Turquía, Catar, Egipto y Jordania.

Luego de días de letales ataques aéreos en Alepo, Kerry puso fin el mes pasado a las negociaciones bilaterales con Rusia sobre Siria, que incluían una propuesta de alianza militar contra el grupo que se hace llamar Estado Islámico y contra milicias en Siria ligadas con Al Qaeda.

La semana pasada, Kerry acusó a Rusia de crímenes de guerra por haber atacado hospitales y otras infraestructuras civiles en el país árabe.

Sin embargo, Kerry se reunió bilateralmente con Lavrov en el Palacio Beau-Rivage, a la orilla del lago en Lausana, antes de un encuentro ampliado. Las esperanzas estadounidenses de cualquier avance diplomático parecían descansar directamente sobre la cooperación de Rusia. Kerry también se reunió en privado con el canciller saudí Adel al-Jubeir.

El conflicto ha matado a medio millón de personas desde 2011, contribuyó a la peor crisis de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial, y permitió que el Estado Islámico ganara territorio y emergiera como una amenaza global.

Los residentes del oriente de Alepo, controlado por la oposición, han sufrido hechos diarios de violencia mientras el gobierno del presidente sirio Bashar Asad pretende tomar el control total de la ciudad, la más grande del país.

El sábado, los ataques aéreos sirios y rusos sacudieron varios barrios controlados por los rebeldes en medio de enfrentamientos en las líneas del frente de Alepo, que alguna vez fue el centro comercial del país, precisaron el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una organización con sede en Gran Bretaña, y el colectivo activista Centro para los Medios en Alepo.