NOTIMEX
15 de agosto de 2015 / 01:52 p.m.

Beijing.- Autoridades chinas ordenaron desalojar un radio de tres kilómetros en torno al lugar de la explosión de un almacén de químicos en la ciudad de Tianjin, por temor a que el aire esté contaminado con sustancias tóxicas.

La agencia china Xinhua informó que el desalojo se decidió ante el aparente cambio en la dirección del viento, y luego de que la policía confirmara la presencia de cianuro de sodio, altamente tóxico, cerca del lugar de la explosión del pasado miércoles.

Medios locales indicaron que unas 700 toneladas de cianuro estaban almacenadas en bodegas de la empresa Rui Hai Logistics, que maneja sustancias químicas peligrosas, en Binhai, Tianjin, y que podría haber presencia también de nitrato de potasio y nitrato de amonio.

En las últimas horas se reportaron entre siete u ocho nuevas explosiones en el almacén de químicos, luego de las detonaciones del miércoles, equivalentes a 24 toneladas de TNT, que han dejado 104 muertos, entre ellos 21 bomberos, y 721 heridos, según la cadena CCTV.

Las personas desalojadas este sábado por la mañana, incluidas aquellas cuyas viviendas quedaron destruidas y estaban alojadas en un refugio temporal, fueron reubicadas en una escuela primaria de una zona segura del puerto industrial de Tianjin, en el norte de China.

Un hombre de 50 años, consciente y capaz de hablar, fue rescatado este sábado por un grupo de 70 soldados especializados en tareas antiquímicas, que ingresaron este sábado por la mañana al área de las explosiones para buscar a posibles supervivientes.

En rueda de prensa este sábado, el vicejefe de la Oficina de Seguridad en el Trabajo de Tianjin, Gao Huaiyou, dijo que se necesita confirmar la presencia de cianuro, pero subrayó que se han tomado medidas preventivas para el manejo de contaminantes y tóxicos.

En una instrucción por escrito, el presidente chino Xi Jinping dijo que las explosiones en Tianjin y una serie de accidentes graves recientes obligan a las autoridades a tomar en cuenta un "desarrollo seguro" y "el interés de la gente primero".

Exigió un mejor mecanismo de respuesta de emergencia, una mayor aplicación de las normas de seguridad laboral, un cuidadoso control de todos los posibles riesgos para la seguridad, así como un sistema más estricto de rendición de cuentas.

En tanto, el Consejo de Estado pidió este sábado en teleconferencia una inspección nacional de seguridad laboral, que se centre en industrias químicas, explosivos, fuegos artificiales, ascensores, minas de carbón, transporte público y puertos.

La Comisión de Seguridad del Consejo de Estado de Trabajo dijo el viernes que las explosiones revelaron una falta de conciencia de seguridad entre las empresas, aplicación laxa de las normas, prácticas laborales irregulares y respuestas débiles a las emergencias.