REUTERS
18 de diciembre de 2016 / 08:53 p.m.

La PAZ.- El presidente boliviano Evo Morales dijo el domingo que podría buscar un cuarto mandato consecutivo en las elecciones de 2019 pese a perder un referendo en febrero que habría reformado la constitución del país para permitirle competir de nuevo.

Morales, un izquierdista que asumió en 2006, fue elegido para su tercer mandato en 2014.

Es el primer presidente indígena de Bolivia y un aliado clave de Venezuela, cuyo gobierno socialista ha perdido amigos en la región cuando países como Argentina se volcaron a la derecha.

"Si el pueblo dice Evo Morales, seguiré con el pueblo para seguir garantizando esta revolución democrática y cultural", dijo Morales en un acto de su partido, el Movimiento al Socialismo.

"No somos inquilinos. Como los movimientos sociales, hemos llegado al palacio (presidencial) para quedarnos por toda la vida", agregó.

La constitución boliviana permite que los presidentes sirvan dos períodos consecutivos aunque los tribunales han decidido que el primer mandato de Morales, de 2006 a 2010, no cuenta porque el país adoptó una nueva constitución en 2009.

Morales, de 57 años, aceptó los resultados del referendo de febrero, en el que 51,3 por ciento de los electores votaron en contra de cambiar la constitución para permitirle buscar un nuevo mandato, pero atribuyó la derrota a una campaña de desprestigio de la oposición de derecha.

Para que Morales pueda participar pese a la derrota en el referendo, el país podría realizar uno nuevo, o el legislativo, controlado por su partido, podría aprobar un nuevo referendo constitucional con una votación de dos tercios.

Morales también podría renunciar seis meses antes del final de su mandato para competir otra vez.