REDACCIÓN
20 de febrero de 2015 / 02:56 p.m.

El jugador del futbol de americano, fue a divertirse con dos prostitutas después del Super Bowl. Sapp conoció a dos mujeres en el bar de un hotel, a quienes les ofreció $300 dólares a cada una a cambio de sexo, según un informe policial.

Las mujeres accedieron y fueron a la habitación en donde comenzaron a bailarle, empezó lanzado billetes de $100, hasta que una de las mujeres le dio sexo oral, mientras lo grababa con su teléfono celular.

Pero todo el problema empezó, cuando una de las chicas le ordenaba que le diera más dinero a cambio de sexo, esto molestó al defensivo, lo que causó algunos problemas.

"Le dijo varias veces que necesitaba irse pero ella estaba iracunda, en un momento, ella usó el teléfono de Warren para llamar a seguridad a su habitación", mencionó el informe policial.

De acuerdo con el reporte, la mujer declaró a la policía que ya recolectaba sus pertenencias cuando Sapp la tomó de los brazos y la lanzó al pasillo.

La parte extraña de todo esto, es que Warren parecía tener una relación bastante buena  con su novia.