MULTIMEDIOS DIGITAL
2 de marzo de 2016 / 07:54 p.m.

Monterrey.- El pueblo dominicano fue testigo del asesinato de una persona a manos de un ex militar, hecho que fue captado por cámaras de seguridad; sin embargo, “el clamor del pueblo”, como lo llamó el diario “El Día”, logró que liberaran a Ramírez Guerrero, autor material del delito. La pregunta es, ¿por qué?

El general de brigada retirado del ejército, José del Carmen Martínez Guerrero, disparó contra uno de los sujetos que lo asaltaron a las puertas de su vivienda. El hecho fue grabado por cámaras que muestran el robo, perpetrado por dos delincuentes, y el asesinato.

Las imágenes muestran al ex militar afuera de su casa, en Santo Domingo, cuando es abordado por uno de los asaltantes, quien lo golpea para quitarle una pistola. Un segundo asaltante se acerca para ayudarlo, para después salir corriendo del lugar.

El general, conocido como “El Ranger”, ingresa a su domicilio con rapidez, y sale portando un arma larga, dispuesto a perseguir a los asaltantes. Otra cámara de seguridad capta a Ramírez Guerrero cuando se detiene a media calle, apunta y dispara su arma contra de uno de los delincuentes.

¿Hasta dónde llega la defensa propia?

El ex militar fue detenido por las autoridades tras el asesinato del joven, perpetrado el pasado 25 de febrero, pero el primero de marzo fue puesto en libertad, gracias a la presión mediática y al “clamor del pueblo” que defendía al agresos aduciendo defensa propia y considerando que "era lo justo", según publicó el diario local “El Día”. A cambio, la Oficina de Atención Permanente de la Provincia de Santo Domingo impuso medidas contra el general en retiro.

Ramírez Guerrero pagará una cantidad de un millón de pesos, se presentará periódicamente a la instancia judicial correspondiente, además de que se le impedirá la salida del país.