Israel Navarro y Fernando Damián 
9 de enero de 2013 / 11:44 p.m.

El Legislativo federal estableció estar a favor de obras para agilizar la vialidad, pero no por ello se debe afectar a quienes optan por no usar segundos pisos o no cuentan con recursos para pagar peaje.

 

Ciudad de México • La Comisión Permanente del Congreso de la Unión exhortó al jefe de Gobierno del Distrito Federal, Miguel Ángel Mancera, ordenar la inmediata reparación del Periférico Sur que fue afectado “gravemente” por las obras de la Autopista Urbana Sur.

El punto de acuerdo suscrito por el vicecoordinador del PRI en el Senado, Arturo Zamora, y su correligionaria Ana Lilia Herrera, expone que aunque fue inaugurado hace poco más de un mes por el entonces mandatario local, Marcelo Ebrard, "el Periférico quedó en calidad de terracería. Aún existe maquinaria y barreras de contención de plástico y concreto colocadas de manera improvisada, que son un riesgo para la seguridad de los automovilistas".

El proyecto vial, que tuvo una inversión global de 30 mil millones de pesos, tiene diversas irregularidades que afectan a los automovilistas y vecinos de la zona.

"A más de un mes de inaugurada la obra, los problemas de vialidad se han recrudecido para quienes no utilizan la Autopista Sur, ya que el pavimento del periférico en más de cuatro kilómetros (en ambos sentidos, del Periférico Sur en su tramo de Insurgentes Sur-Circuito Aztecas), quedó destrozado y con ello se ha afectado a miles de automovilistas y sus vehículos", refiere.

Los legisladores aclararon que no están en contra de las grandes obras que buscan agilizar la vialidad y ahorrar tiempos para los capitalinos; sin embargo, aclararon que debe existir responsabilidad de las autoridades y las empresas para no afectar a quienes opten por no usar los segundos pisos o simplemente no cuenten con recursos para pagar el peaje.

"Al realizar un recorrido por la zona mencionada, se pueden observar baches de hasta cuatro metros de diámetro y una profundidad de 20 centímetros, lo cual ha dañado neumáticos y suspensiones, todo ello sin queexista alguna autoridad que responda por la reparación de los daños.

"Sumado a esto se cerraron salidas y entradas en dicho tramo del Periférico Sur para privilegiar las rampas de la Autopista Urbana Sur, por lo que es necesario que la empresa encargada de la obra, es decir Ingenieros Civiles Asociados (ICA), sea obligada por el Gobierno del Distrito Federal a reparar los daños de forma inmediata", puntualiza.