NOTIMEX
5 de diciembre de 2015 / 11:57 a.m.

Washington.- El presidente Barack Obama pidió al Congreso cerrar el vacío legal que permite a potenciales terroristas tener acceso a la compra de armas, en el marco del último ataque en San Bernardino, California, que dejó 14 muertos y 21 heridos.

En su mensaje semanal, Obama subrayó la incongruencia de que en Estados Unidos la gente incluida en la lista negra, que le prohíbe viajar en avión, puede entrar a una tienda y comprar armas de fuego.

"Si eres tan peligroso para abordar un avión, también lo eres -por definición- para comprar una arma y por eso estoy llamando al Congreso a cerrar este vacío legal ahora", señaló el mandatario.

Recordó que los asesinos en San Bernardino utilizaron armas de asalto de tipo militar, "armas de guerra" –dijo- para matar al mayor número de personas posible.

"Es otro recordatorio trágico que aquí en los Estados Unidos es demasiado fácil para las personas peligrosas obtener una arma de fuego", subrayó.

Obama
reiteró que aun cuando no se puedan evitar cada una de las tragedias, la medida legislativa las minimizaría, "no deberíamos facilitar a potenciales terroristas poner sus manos en una arma que pudieran usar en contra de los estadunidenses".

Obama destacó la posibilidad de que los dos atacantes en San Bernardino fueron radicalizados para cometer el "acto de terror" y dijo que de ser así el hecho subraya el peligro que representan la personas que sucumben a violentas ideologías extremistas fomentadas por el Estado Islámico y otros grupos extremistas.

Señaló la necesidad de que el gobierno, la policía, las comunidades y los líderes de fe trabajen de manera conjunta para evitar que las personas sean víctimas de las ideologías de odio.

Obama reiteró a los estadunidenses que no deberían aceptar los tiroteos masivos como actos rutinarios en el país.