4 de agosto de 2013 / 08:58 p.m.

Ciudad de México • El PRI en el Senado exigió a la oposición apartar dogmas y consignas que obstaculicen la razón y el debate del tema energético, al señalar el coordinador Emilio Gamboa que su partido votará a favor del proyecto legislativo que convierta al sector energético mexicano en uno moderno, competitivo y eficaz, sin privatizar el petróleo.

A tres días de que el presidente Enrique Peña Nieto envié al Senado su iniciativa de reforma energética, Gamboa Patrón dijo que es un momento histórico para México y el Revolucionario Institucional tiene la confianza de que todos los actores políticos actuarán “con el compromiso y responsabilidad que el desarrollo del país exige”.

En un comunicado, Gamboa Patrón resaltó que su grupo toma nota a la propuesta de reforma energética presentada por Acción Nacional y ofreció que, igualmente, estarán atentos a recibir el proyecto presidencial y el que hagan llegar otros partidos.

“De inmediato emprenderemos con altura de miras esta discusión legislativa, con el firme compromiso de privilegiar la política, pensando siempre en lo mejor para el interés nacional”, estableció.

Aunque sostuvo que “el tema requiere de una discusión seria, informada y rigurosa, pero también demanda apartar dogmas y consignas que obstaculizan a la razón”.

Diría que el PRI está consciente de la complejidad técnica, económica y financiera del tema, por lo que se consultará a expertos y a los principales actores involucrados, con la finalidad de consensuar una reforma energética de fondo, que apuntale a este sector de la economía como auténtica palanca del desarrollo nacional.

Indicó que en materia petrolera, todas las fuerzas políticas coinciden en la necesidad de modernizar a Pemex y comparten la firme convicción de no permitir, de ninguna manera, cualquier medida que implique la privatización de esta empresa, la cual, reiteramos, seguirá siendo propiedad de la nación.

“Los problemas estructurales como la pobreza y el desempleo, requieren reformas de gran calado que permitan superar las necesidades históricas de México. Asumir estos retos implica romper prejuicios y adecuar las leyes e instituciones del país en función del bienestar de las familias mexicanas”.

Por tal motivo, el PRI en el Senado celebra el inicio del proceso legislativo que derivará en la modernización del sector energético y financiero del país.

ANGÉLICA MERCADO