NOTIMEX
16 de diciembre de 2016 / 12:45 p.m.

Moscú.- El portavoz de la presidencia rusa, Dimitry Peskov, exigió hoy a Estados Unidos comprobar las acusaciones de que Rusia efectuó supuestos ciberataques para influir en las elecciones presidenciales estadounidenses y no hacer acusaciones sin fundamento.

En declaraciones a la prensa, Peskov se refirió este viernes a los informes de la prensa estadounidense de que el presidente ruso Vladimir Putin, presuntamente personalmente dirigió los ataques de los hackers, lo cual consideró un acto "indecente", ya que carece de todo fundamento.

"Debe dejar de hablar o en últimas producir alguna prueba. De lo contrario todo empieza a parecer indecoroso", dijo Peskov sobre las acusaciones estadounidenses, según reporte de la agencia de noticias rusa Itar-tass.

El portavoz de la presidencia rusa reiteró una vez más que Rusia no ha tenido alguna participación en los ataques cibernéticos supuestamente cometidos en las elecciones presidenciales de noviembre pasado en Estados Unidos.

Un informe de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) concluyó que Rusia intervino en las elecciones del 8 de noviembre para ayudar a Trump a ganar la presidencia estadounidense sobre la candidata demócrata Hillary Clinton, quien se perfilaba como favorita para ganar.

La CIA acusó a Moscú de haber hackeado los servidores de correo electrónico de los ciudadanos y organizaciones de los Estados Unidos, siguiendo numerosos informes de los medios de comunicación acerca de los ataques de hackers rusos en el Comité Democrático Nacional (DNC).

Moscú negó de manera tajante las acusaciones, que de acuerdo con Peskov, eran una sarta de "tonterías" y que esa declaraciones, como cualquier absurdo, "no tienen ningún motivo".

El portavoz del Kremlin consideró este viernes como "ridículo" el informe de la televisión estadunidense NBC de que el presidente Putin influyó personalmente en los resultados de las elecciones presidenciales de Estados Unidos.

"No puedo más que considerar estos informes como absurdo ridículo y como cualquier otro absurdo, no tienen fundamento" dijo el portavoz del Kremlin.