6 de mayo de 2014 / 05:54 p.m.

San Salvador.- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) denunció hoy la violencia contra la niñez y la adolescencia en El Salvador, que ha dejado seis mil 300 menores muertos entre 2005 y 2013 y exigió el cese inmediato de esos crímenes.

El organismo llamó a los salvadoreños a “indignarse” por la muerte violenta de los niños y pidió a los responsables de generar violencia cesar los asesinatos contra los menores salvadoreños.

El UNICEF instó a las autoridades salientes y al nuevo gobierno electo, que asumirá el 1 de junio próximo, así como al Estado a poner a funcionar la ley de la niñez y adolescencia, y llamó a los padres a cuidar de sus hijos.

De los seis mil 300 asesinatos registrados en los últimos ocho años, unos 984 ocurrieron en 2013, la mayoría del sexo femenino entre las edades de 10 a 15 años, denunció el organismo.

Además, el UNICEF expresó la gravedad de otras formas de violencia, ya que 18 mil 674 niños, niñas y adolescentes fueron vulnerados en su derechos humanos entre 2012 y 2013.

A los niños les fueron violados sus derechos en su integridad personal, maltrato, abuso y explotación sexual.

El representante de UNICEF en El Salvador, Gordon Jonathan Lewis, pidió respetar la vida e integridad de todas las niñas, los niños y adolescentes del país.

“Es indignante el asesinato de un niño, o la violación de una niña, actos inaceptables que alejan cada vez más al país de su búsqueda de la paz y cohesión social que tanto necesita”, afirmó Lewis.

El Fondo de Naciones Unidas para la Infancia llamó “a un cese inmediato en el asesinato de niñas, niños y adolescentes, y que se les excluya de la espiral de violencia que actualmente azota al país”.

“Por el motivo que sea, es inadmisible que se considere legítima la muerte de un niño o un adolescente”, afirmó Lewis.

Por ello, “llamamos a todos aquellos que tengan en sus manos la capacidad de ponerle fin inmediato al asesinato de niñas, niños y adolescentes, de así hacerlo, por el bien superior del país”, añadió el experto de UNICEF.

Notimex