2 de abril de 2013 / 02:26 p.m.

La Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados llamó a los gobernadores de Guerrero, Ángel Aguirre Rivero, y de Oaxaca, Gabino Cué, a no ceder “bajo ninguna circunstancia” ante las presiones de la CNTE y del SNTE para “blindarlos” de los efectos de la reforma educativa.

A través de un punto de acuerdo de urgente y obvia resolución, que será presentado en el pleno de San Lázaro esta semana, los legisladores pedirán a los mandatarios decir “sí” a la evaluación de los docentes.

En conferencia, el vicecoordinador de los diputados del PAN, Ricardo Anaya, exigió no dar ni un paso atrás a la reforma educativa, promulgada el pasado 26 de febrero.

""El exhorto a los gobernadores de Guerrero y de Oaxaca es a que no cedan a estas presiones, que pongamos por delante el bien superior del país, que es la educación de los niños de México y que digamos sí a la evaluación de la educación en nuestro país"", aseveró.

Anteriormente, el secretario de la Comisión de Puntos Constitucionales, Fernando Rodríguez Doval, demandó a los mandatarios estatales no ceder a los “chantajes” de los gruposmagisteriales.

Lo anterior ante el amago de los congresos de estas entidades para modificar las normas de la ley de educación y “blindar” a los maestros de sus efectos, en particular del concurso de plazas.

— FANNY MIRANDA E ISRAEL NAVARRO