12 de septiembre de 2013 / 06:47 p.m.

El presidente de la Cámara de Diputados, Ricardo Anaya, y el coordinador del PAN en el Palacio de San Lázaro, Luis Alberto Villarreal, demandaron aplicar la ley a los maestros de la CNTE y cesar a quienes acumulen tres inasistencias a clases, como lo establece la reforma educativa vigente desde esta semana.

-¿Qué es aplicar la ley, diputado?, porque hay quien dice que entre la fuerza pública o que usen tanquetas- se interrogó al diputado Anaya.

“Cuando digo aplicar la ley, me refiero a la reforma educativa, a la reforma constitucional y las tres leyes secundarias, que prevén consecuencias para los maestros que no se presenten a cumplir la que sí es responsabilidad, que es dar clases”, dijo.

-¿Que sean cesados, entonces?

-Las consecuencias que establece precisamente la ley y en los términos que establece la propia ley.

El diputado presidente también exigió a los maestros disidentes respeto a las tradiciones del Grito de la Independencia y al Desfile Militar del 16 de septiembre en el zócalo capitalino, que actualmente ocupa el plantón de la CNTE.

Por separado, el diputado Villarreal aclaró que Acción Nacional no pide la violencia, ni el uso de la fuerza pública contra los maestros, pero insistió en su exigencia de hace valer la ley.

“Nos parece injusto que haya más de dos millones de niños en este país que hoy sigan sin ir a la escuela, porque sus maestros, en vez de comprometerse con su futuro y con la educación, están aquí en México (…): La verdad es que si no están cumpliendo, pues que se les aplique la ley y que se contrate a nuevos maestros y a éstos se les cese por incumplimiento”.

Por separado, el presidente nacional del PRD, Jesús Zambrano, confió en que las movilizaciones de la disidencia magisterial en la Ciudad de México no deriven en actos de violencia y reafirmó el respaldo de su partido a la actuación prudente del gobierno de Miguel Ángel Mancera frente a ese conflicto.

 — FERNANDO DAMIÁN E ISRAEL NAVARRO