17 de febrero de 2013 / 02:54 p.m.

Ciudad de México • Al destacar que el Memorial para Víctimas es un “gigante en cautiverio” que debe ser visitado por la ciudadanía, una veintena de integrantes de Creadores por la Paz exigió al presidente Enrique Peña Nieto que inaugure de manera oficial este espacio, ubicado sobre Paseo de la Reforma.

Portando ramos de flores, los Creadores por la Paz llegaron a las 10:00 al memorial, que desde hace 82 días permanece cubierto con mantas debido a que aún no ha sido inaugurado por el gobierno federal ni las organizaciones que promovieron su construcción, valuada en 30 millones de pesos. Ahí, representantes de la organización leyeron la carta enviada a Peña Nieto.

“Venimos cargados de sentimientos de paz y deseos de ciudad; en contraposición a este sentir, nos recibe un gigante en cautiverio; un espacio público concebido para ser de todos, creado con la vocación de memorial pero que paradójicamente parece olvidado y cercado”, señalò Daniel, uno de los creadores.

“La historia nos enseña que el cautiverio y la prohibición siempre han sido manifestaciones que contienen parte de violencia; hoy entonces nos manifestamos contra esta violencia que cautiva y que niega lo público, contra esta violencia que nos niega el derecho a la memoria y el derecho a la ciudad. Solicitamos la inmediata apertura de este espacio para que la ciudad recupere un espacio por décadas cerrado a la ciudad y la ciudadanía en su conjunto pueda recibirlo en su doble condición de memorial y espacio público”, añadió.

Los manifestantes colgaron los ramos en las mantas y también pintaron frases sobre ellas, como “La violencia crea muros: la sociedad los rompe” y “O caminamos juntos hacia la paz o nunca llegaremos”.

Julio Gaetta, arquitecto de la obra, también se sumó a este llamado: “A final de cuentas es un espacio público que para eso está diseñado”.

El Memorial para Víctimas de la Violencia fue la respuesta del anterior gobierno federal a la exigencia que lanzaron organizaciones civiles para recordar a los miles de muertos del sexenio. Sin embargo, aunque la obra estaba lista, su inauguración programada para noviembre fue aplazada y no se llevó a cabo. Las organizaciones que promovieron su construcción fueron Camino a Casa, Alto al Secuestro y México SOS, mientras que el Movimiento pro la Paz encabezado por Javier Sicilia propuso la realización de otro en el Bosque de Chapultepec.

El memorial consta de 70 láminas de acero colocadas en forma vertical en un terreno de 15 mil metros cuadrados, atrás de Campo Marte.

Los recursos para el memorial no fueron erogados por la Procuraduría Social de Atención a Víctimas (Províctima), sino que salieron de una partida del Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) y la Sedesol. Actualmente, la obra está bajo resguardo de Províctima.

ADRIANA ESTHELA FLORES