11 de junio de 2014 / 09:30 p.m.

Los Ángeles.- Indy, un pitbull que sufrió quemaduras debido a crueldad por parte de su dueño, motivó a un grupo de personas a manifestarse frente a la Corte en Van Nuys para pedir justicia.

Indy fue abandonado por su dueño, Carlos Duarte, de 41 años de edad, en un callejón en Winnetka con fuegos pirotécnicos atados a su cuerpo, lo que ocasionó quemaderas de tercer grado en más de la mitad de su cuerpo.

Después de siete meses de búsqueda, se logró la detención de Duarte y se le imputaron cargos de crueldad animal gracias a un video en donde se observa al hombre sacando a Indy de su camioneta el 4 de julio de 2013.

Ayer fue su primera aparición en la corte para una audiencia preliminar, por lo que el grupo a favor de Indy se congregó afuera con la esperanza de que su presencia influya en la decisión del juez a favor del cachorro.

"Esperamos que Duarte vaya a prisión", dijo Steve Spiro, del Equipo de Rescate y Transporte del Refugio de Animales (START). "Con frecuencia no vemos leyes más estrictas para los animales y esperamos que el juez se dé cuenta que ésta es una víctima inocente y que lo castigue con todo el peso de la ley", agregó.

FOTO: @AngelalaMarie

TELEDIARIO DIGITAL