1 de agosto de 2013 / 07:36 p.m.

 Lorena Cruz Sánchez, presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, llamó al Poder Legislativo endurecer las leyes contra el tráfico de personas.

""Es necesario juzgar y encarcelar, sin excepción de ninguna naturaleza, a quienes han hecho de la trata de personas su modus vivendi"", sostuvo.

En la presentación del tercer número de la revista Igualdad de Género, en el Senado de la República, la funcionaria aseguró que para prevenir más casos de trata se debe identificar, perseguir y castigar a quienes secuestran a jovencitas, mujeres y niñas.

""Prevenir es castigar no sólo a los secuestradores, sino también visibilizar y actuar sobre las redes de cómplices que retienen por la fuerza a personas raptadas con fines de explotación sexual y laboral"", precisó.

La impunidad, dijo, se ha convertido en el mejor combustible para que los tratantes continúen actuando con complicidad de sus comunidades y familias.

Ante la violencia contra las mujeres y las niñas, no hay espacio para la neutralidad o la tolerancia.

""Muchas expresiones de violencia contra las mujeres y las niñas escapan a la sanción legal, pero no por ello son menos importantes, pues están en la base, son las precursoras de delitos como la trata de personas"", apuntó.

Y agregó que es una obligación trabajar coordinadamente y de manera paralela en programas de prevención, atención y sanción, que lleven a erradicar la trata de personas, sostenida en estructuras de discriminación social y cultural sobre las que debemos incidir, como los estereotipos y los prejuicios de género.

Lorena Cruz insistió en que es fundamental trabajar en unidad para impulsar programas y líneas de trabajo que fortalezcan la igualdad de oportunidades y de trato. Cada paso en esta dirección, reducirá la vulnerabilidad que viven las mujeres y las niñas, alejándolas de las garras de los tratantes.

Por su parte, la senadora Diva Gastélum, presidenta de la Comisión para la Igualdad de Género del Senado de la República, agradeció a quienes participaron en la revista y subrayó que en el tema de la trata de personas, debe trabajarse sobre metas alcanzables y medibles.

En su participación, la subsecretaria de Derechos Humanos de la Secretaría de Gobernación, Lía Limón, destacó que los testimonios de víctimas de trata y sus familiares, deben ser el motor que impulse a las autoridades a acabar con el delito de trata.

 BLANCA VALADEZ