NOTIMEX
7 de enero de 2016 / 04:04 p.m.

Toronto.- Canadá prevé que el fenómeno de El Niño afectará durante el invierno y la primavera, sobre todo en el oeste, noroeste y centro del país, mientras expertos estiman que será la primera vez que se dé con un derretimiento en el círculo polar Ártico.

El Niño no necesariamente impactará en el este de Canadá, incluyendo a las provincias marítimas, pero puede reducir la actividad de ciclones tropicales en el océano Atlántico”, estimó el Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático de Canadá.

Sin embargo, reconoció que el fenómeno de El Niño 2015-2016 será “uno de los más fuertes eventos observados en recientes décadas”.

Las mayores influencias de este fenómeno natural se sentirán en el Pacífico ecuatorial durante el invierno boreal, precisó.

Canadá vivió en 1998 los estragos de El Niño cuando las provincias de Ontario y Québec, en la costa este, registraron una fuerte tormenta de hielo en enero de ese año provocada por condiciones provenientes de El Niño, según meteorólogos.

Esta tormenta de hielo provocó que se cayeran torres de energía en St Constant, Québec, además de que la zona se cubrió de hielo y nieve.

“Lo complicado de este fenómeno es que sus efectos son inciertos”, señaló el meteorólogo Anthony Farnell, del servicio noticioso Global News.

“A pesar de que hemos tenido antes a El Niño, éste podría ser diferente a cualquier otro, sobre todo porque es el primero dentro del derretimiento del hielo en el Ártico”, advirtió el especialista.

“El mundo es diferente desde que tuvimos el súper El Niño”, agregó por su parte el climatólogo de la oficina de Medio Ambiente de Canadá, David Phillips.

Recordó que el mismo fenómeno natural puede tener diferente impacto en la costa este y oeste de Canadá.

De los siete súper El Niño en el oeste, seis arrojaron inviernos suaves y uno muy frío, mientras que en la costa del Atlántico hubo cuatro inviernos ligeros y tres muy fríos, detalló.

El climatólogo recordó que desde 1950 ha habido 17 fenómenos El Niño, los cuales provocaron en Vancouver 15 inviernos suaves y dos severos, mientras que en Toronto hubo 10 inviernos menos severos y siete muy fríos.

Phillips consideró que El Niño podría ser benéfico de alguna forma para Canadá en este invierno, que podría ser suave y seco, aunque recalcó que no hay garantía de ello.

El climatólogo añadió que a pesar de que El Niño es una fuerza poderosa que impactará este invierno, hay otros factores que lo afectarán, como los vientos, los sistemas del Ártico, así como la capa de hielo del norte.

A pesar de que aún no se pueden estimar los daños que dejará El Niño a su paso por Canadá, los especialistas aseguraron que sus efectos ya se están viendo en lugares como California, con densas precipitaciones de lluvia que están ocasionando deslaves.

“No podemos prever que no tendremos un fuerte invierno, pero sí pensar en que será corto”, indicó Phillips.