REUTERS
26 de octubre de 2017 / 05:39 p.m.

KOSAMBI.- Dos explosiones arrasaron el jueves con una fábrica de fuegos artificiales en las afueras de la capital de Indonesia, un hecho que dejó al menos 47 personas muertas y decenas de heridos.

Se trata de uno de los peores desastres industriales en la historia de Indonesia y seguramente volverá a poner en el centro de la escena los laxos estándares de seguridad del país del Sudeste Asiático, donde las reglas usualmente son ignoradas o cumplidas a medias.

Los trabajadores no tuvieron tiempo de escapar de la planta en Tangerang, un centro industrial y manufacturero al oeste de Yakarta, después de las explosiones que un vecino describió como un "rugido" que se escuchó a kilómetros de distancia.

Un video de la escena compartido en redes sociales mostraba cuerpos carbonizados en la fábrica. "Las personas sufrieron quemaduras tan serias que no se les podía ver la cara", dijo el rescatista Deden Nurjaman, quien destacó que cree que la cifra de fallecidos seguirá aumentando.

Los fuegos artificiales son muy utilizados en Indonesia en las celebraciones religiosas, y son fáciles de conseguir.

Testigos dijeron que se produjeron dos explosiones. La primera fue a las 10 hora local (0300 GMT) y la otra tres horas después.

"Por el manifiesto que hemos obtenido, había 103 trabajadores, de los cuales 46 resultaron heridos. Además, hay 47 cuerpos", dijo un portavoz de la policía a la televisión local.


pjt