MULTIMEDIOS DIGITAL
3 de abril de 2017 / 08:12 a.m.

FRANCIA- Diez personas murieron y 47 resultaron heridas luego de que se registrara una explosión en un vagón del metro de San Petersburgo, en Rusia.

El presidente ruso, Vladimir Putin, quien se encontraba en San Petersburgo para una reunión con el líder bielorruso, Alexander Lukashenko, dijo que la causa de los estallidos no estaba clara y que las autoridades ya estaban investigando. 

Ambulancias y cuerpos de bomberos descendieron a la estación de metro de Sennaya Ploshchad, construida con concreto y vidrio. Un helicóptero sobrevolaba el sector, mientras una multitud se congregaba para observar las operaciones de rescate.

"Apelo a ustedes, ciudadanos de San Petersburgo, y pido a los visitantes de nuestra ciudad que estén alertas, atentos, cautelosos y se comporten de una forma responsable en vista de los eventos", dijo el gobernador Georgy Poltavchenko en un discurso.

Imágenes publicadas mostraban a personas cubiertas de sangre tendidas en el andén, mientras los servicios de emergencias intentaban prestar ayuda a algunos de los heridos. Muchos intentaban salir del metro en medio de nubes de humo.

El Comité Nacional Antiterrorismo informó que encontró y desactivó una bomba en otra estación del metro de San Petersburgo, unas dos horas después de registrarse el siniestro.

El portavoz Andrei Przhezdomsky precisó que el explosivo improvisado fue hallado en la estación Ploshchad Vosstaniya.

Un enorme agujero podría verse en un lado del vagón atacado, con restos de metales esparcidos a lo largo de la plataforma. Varios pasajeros intentaron romper las ventanas de un vagón cerrado. La televisión rusa dijo que muchas personas sufrieron laceraciones por restos de metales y vidrios.