8 de septiembre de 2014 / 11:06 p.m.

Santiago, Chile. — En el peor atentado ocurrido en años en Chile, una bomba detonó el lunes en un local comercial de una de las principales estaciones del metro de Santiago y causó al menos siete heridos, dos de ellos graves.

Francisco Bravo, fiscal que investiga los 29 atentados ocurridos este año en Santiago, dijo a la prensa que la explosión fue causada por un extintor lleno de pólvora ubicado en el interior de un basurero metálico frente a un local de comida, en una de las varias galerías de la estación Escuela Militar del tren subterráneo de Santiago de Chile. La explosión se produjo a las 17.00 GMT.

La fuerza de la explosión convirtió el basurero en un arma adicional, al romperse en múltiples esquirlas.

El vocero de gobierno, ministro Álvaro Elizalde, dijo que "tiene todas las características de un acto terrorista que ha sido realizado para causar daño a personas inocentes".

El subsecretario del Interior Mahmud Aleuy dijo que están identificadas las características generales del automóvil en el que habrían escapado los dos presuntos responsables del atentado.

El gobernador del Gran Santiago, Claudio Orrego, precisó que uno de los heridos es un argentino que sufrió una fractura expuesta en una cadera.

El doctor Max Ekdahl, del servicio de urgencia de la Clínica Las Condes, dijo que una mujer que trabaja en los servicios de limpieza perdió uno dedo.

Según el jefe de bomberos las edades de los heridos oscilan entre los 30 y 65 años.

La zona del atentado está copada por agentes antimotines, mientras en el interior de la estación trabajan decenas de bomberos y agentes antibombas con trajes de seguridad.

En lo que va del año 29 bombas han estallado en diversos lugares de la ciudad, una de ellas en otra estación del metro. Debido a una intensa campaña policial los ataques cesaron hace cerca de un mes. Esta nueva explosión se produce a tres días de un nuevo aniversario del golpe militar que en 1973 derrocó al presidente Salvador Allende.

A diferencia de otras estaciones del metro, la Escuela Militar tiene varias galerías llenas de locales comerciales, entre ellos puestos de comidas muy visitados a la hora de almuerzo. Al parecer varios heridos estaban en el interior del local o muy cerca de él cuando se produjo la explosión.

Este es el primer atentado que ocurre a plena luz del día y en un sector que tiene más medidas de seguridad que otros pues la estación afectada se ubica inmediatamente al lado de la Escuela Militar del ejército.

Otro de los atentados de este año afectó a un vagón del metro ubicado dos estaciones hacia el oriente de la Escuela Militar, en Los Domínicos, que sufrió graves destrozos pero no causó heridos.

El fiscal Bravo, dijo a la prensa que la bomba detonada el lunes es similar a la que explotó en Los Domínicos.

Hasta ahora nadie se ha atribuido el atentado. En ocasiones anteriores algunas explosiones se las adjudicaron grupos anarquistas que pedían la liberación de dos chilenos detenidos en España a la espera de un juicio por supuestamente colocar una bomba en una Basílica.

La entrada a la estación del metro fue cerrada por un rato pero luego fue reabierta por uno de sus accesos.

La presidenta Michelle Bachelet suspendió su agenda vespertina y convocó para un consejo de seguridad al anochecer. Por la tarde visitó algunos heridos. 

FOTO: Reuters

AP