ap
4 de junio de 2015 / 08:00 a.m.

Ghana.- Una enorme inundación en la capital de Ghana arrastró combustible almacenado hacia un fuego encendido, lo que provocó una tremenda explosión en una gasolinera que mató a 73 personas y extendió las llamas a edificios vecinos, informaron este jueves las autoridades.

La explosión se produjo cuando decenas de personas buscaban refugio de la lluvia torrencial en la gasolinera y tiendas cercanas del centro de Acra, y muchos cuerpos quemados quedaron esparcidos por las cercanías.

Explota gasolinera en Ghana y mueren 73 personas
El portavoz de bomberos dijo que la cifra de víctimas era preliminar y podía aumentar. |  AP

La inundación "hizo que el diésel y la gasolina fluyeran de la gasolinera y un fuego en una casa vecina provocó la explosión", dijo Billy Anaglate, portavoz del servicio de bomberos del país.

Los socorristas seguían recuperando cuerpos a primera hora de la mañana del jueves, y funcionarios en el Hospital Militar cercano dijo que su morgue estaba desbordada.

"Mucha gente se refugió en un cobertizo de la gasolinera durante una lluvia intensa en todo el país y estaba atrapada cuando se produjo la explosión", dijo Michael Plange, un vecino del lugar.

El presidente John Dramani Mahama, quien acudió al lugar el jueves, califico el hecho de "catastrófico" y ofreció condolencias a los familiares de las víctimas.

"Se tomarán medidas para asegurar que las inundaciones desastrosas y las muertes consiguientes no vuelvan a ocurrir", dijo el mandatario.

Anaglate dijo que la cifra de víctimas era preliminar y podía aumentar.

"Seguimos intentando limpiar el lugar del accidente antes de poder ofrecer una cifra exacta", dijo a la prensa.

Material gráfico emitido por la televisora nacional a primera hora del jueves mostró cadáveres amontonados en la parte trasera de una camioneta y otros cuerpos calcinados atrapados en medio de los escombros. Edificios cercanos que estallaron en llamas ardieron durante la noche mientras el agua que rodeaba la zona lastraba las labores de rescate.

En todo Acra, los conductores atrapados por la inundación abandonaron sus autos en las calles. El ministerio de Educación ordenó a los niños que aún no habían ido a la escuela que permanecieran en sus casas.