NOTIMEX
15 de abril de 2017 / 09:00 a.m.

WASHINGTON.- El presidente Donald Trump expresó hoy sus buenos deseos a los estadounidenses que celebran la festividad cristiana de la Pascua, tras enfatizar que Estados Unidos es "una nación de creyentes".

"Mientras las familias se reúnen en las casas de culto en toda la nación, estamos agradecidos por las tremendas bendiciones en esta tierra, nuestra casa", dijo el mandatario en su mensaje sabatino.

"Tenemos un país hermoso, un campo abundante, y una gente asombrosa con un futuro verdaderamente brillante y maravilloso", destacó.

Trump hizo referencia a algunas de las fiestas religiosas más importantes de la temporada, la Pascua Judía (Pésaj), que comenzó a principios de esta semana, y la Pascua de Resurrección que el mundo cristiano celebra mañana domingo.

Después de contar la historia del Pésaj, la fiesta que celebra el éxodo bíblico de la esclavitud en Egipto, Trump resaltó la historia judía de la persecución.

"A través de los siglos, el pueblo judío ha vivido una persecución tras otra, y sin embargo perseveraron, prosperaron y elevaron el mundo más allá de toda medida, y ahora el Estado de Israel se erige como un monumento a su fe y resistencia", señaló.

Respecto a la religión católica, que celebra la resurrección bíblica de Jesucristo, Trump dijo que “es un día santo de reverencia y adoración, un tiempo sagrado que llena el espíritu de nuestra nación con la fe de nuestro pueblo”.

El presidente estadounidense se refirió luego al terrorismo, calificándolo de "una de las amenazas más graves a la libertad religiosa", y condenó los recientes ataques por parte del grupo yihadista Estado Islámico contra los fieles cristianos.

Trump se dirigió también a "aquellos estadounidenses que batallan, que han sentido, durante demasiado tiempo, el sabor amargo de las dificultades".

Aseguró a los ciudadanos que "esta Casa Blanca está luchando por ustedes, estamos luchando por cada estadounidense que se ha quedado atrás".

"Estamos luchando por el derecho de todos los ciudadanos a disfrutar de seguridad y paz, y trabajar y vivir con la dignidad que todos los hijos de Dios tienen derecho a conocer", aseguró.