25 de febrero de 2014 / 07:22 p.m.

WASHINGTON.- Estados Unidos dio un plazo de 48 horas para abandonar el país a tres diplomáticos venezolanos en reciprocidad a medidas similares adoptadas por Venezuela.

La portavoz del Departamento de Estado Jen Psaki identificó en conferencia de prensa a los tres expulsados, funcionarios de la embajada en Washington, como los primeros secretarios Ignacio Luis Cajal Avalos y Víctor Manuel Pisani Azpúrua, y el segundo secretario Marcos José García Figueredo.

The Associated Press solicitó a la embajada venezolana un comentario, sin obtenerlo.

El presidente venezolano Nicolás Maduro expulsó la semana pasada a tres diplomáticos estadounidenses, a los que señaló de haber propiciado las protestas estudiantiles que han sacudido a la nación sudamericana durante las últimas tres semanas y han dejado al menos 15 muertos y centenares de heridos y detenidos.

El presidente estadounidense Barack Obama calificó de "falsas" las acusaciones.

Washington decidió la expulsión el lunes, la misma jornada en que Maduro dijo haberle encargado al canciller Elías Jaua que anuncie al nuevo embajador en Estados Unidos.

"Ya yo decidí quién va a ser el embajador y pida el plácet", dijo Maduro al expresar su intención de "fortalecer" la embajada en Washington para que en ese país conozcan "la verdad de lo que está pasando en Venezuela".

Psaki dijo que Washington continúa dispuesto a tener una relación diplomática, pero advirtió que "Venezuela también necesita mostrar seriedad para que podamos avanzar. Acciones recientes, incluyendo la expulsión de tres de nuestros diplomáticos, continúan dificultándolo".

Ambos países no tienen embajadores desde 2010.

La medida se dio a conocer al día siguiente de que el gobernador republicano por Florida Rick Scott planteara a Obama la necesidad aplicar sanciones a Venezuela por limitar la libertad de expresión.

El presidente Obama "debería poner sobre la mesa sanciones como congelar las cuentas bancarias de Maduro y su pandilla y revocar las visas estadounidenses de cualquiera relacionado con el ataque a manifestantes pacíficos", indicó el republicano tras una reunión que el presidente demócrata sostuvo con los gobernadores en la Casa Blanca.

Ante una pregunta de AP sobre si el gobierno está sopesando la propuesta de Scott, el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca Jonathan Lalley respondió por correo electrónico: "Continuamos llamando al gobierno venezolano a involucrarse en un diálogo auténtico y a atender las quejas legítimas de los venezolanos".

Michael Shifter, presidente del Diálogo Interamericano, dijo a AP que la aplicación de sanciones corre el riesgo de darle argumentos a Caracas para denunciarlas como un ataque desproporcionado del imperio.

Sin embargo, el jefe de centro de estudios advirtió que "si las cosas siguen deteriorándose, habrá creciente presión para tomar medidas un poco más duras, ahora que la gente está girando desde Ucrania a Venezuela".

AP