5 de junio de 2013 / 06:36 p.m.

Ciudad de México • El presidente nacional del PRI, César Camacho Quiroz, aseguró que el proceso para expulsar al ex gobernador de Tabasco, Andrés Granier, no es una decisión caprichosa de nadie.

En entrevista luego de tomar protesta a Humberto Roque Villanueva como presidente de la Asociación Nacional Unidad Revolucionaria, el dirigente nacional aseguró que el PRI no iniciará el proceso oficioso, por lo que deberán esperar a que se presente una petición de manera formal.

Sin embargo, confió en que en breve dé inicio el trámite para que la Comisión de Justicia Partidaria determine si el ex gobernador de Tabasco es o no expulsado del PRI.

“"El Comité Nacional, por lo pronto el presidente, no puede él personalmente ni incriminar, ni absolver, no es nuestra posición; pero sí creeríamos importante que las autoridades competentes hagan la parte que les corresponda para que no parezca una decisión caprichosa de nadie, sino una decisión ajustada a las reglas jurídicas en general y a las reglas normativas del partido"”, puntualizó.

En este sentido, destacó la importancia de que aún cuando el proceso no se realice de forma oficiosa, el Comité Nacional se pronuncie sobre las conductas personales que “en principio parecen fuera de la ley"”.

“"Nos parece importante no sólo descalificarlas, condenarlas, sino que el PRI tome decisiones en su momento, ésta no es una decisión personal, sino un trámite a desahogar en la Comisión de Justicia Partidaria"”, concluyó.

CAROLINA RIVERA