REUTERS
29 de mayo de 2017 / 11:31 a.m.

LONDRES.- British Airways afrontaba este lunes su tercer día consecutivo de retrasos y cancelaciones, tras una falla global de su sistema informático que dejó varados a miles de pasajeros durante un fin de semana largo y dañó la imagen pública de la aerolínea.

La compañía informó que el lunes planeaba ejecutar su programa completo de vuelos en el aeropuerto de Gatwick y todos sus vuelos de larga distancia desde Heathrow, aunque algunos viajes de corta distancia fueron cancelados.

British Airways se vio obligada a cancelar el sábado todas sus actividades desde Heathrow, el aeropuerto más concurrido de Europa, y Gatwick tras un problema de suministro eléctrico que afectó a sus operaciones en todo el mundo, sus centros de atención telefónica y su sitio web.

Los problemas continuaron el domingo. Algunos pasajeros afectados se cobijaban bajo mantas en el suelo o tropezaban con las maletas, en imágenes que tuvieron mucho impacto en los medios al inicio de una semana con vacaciones escolares.

"Las disculpas están bien pero no es suficiente. BA ha perdido otro cliente leal", tuiteó Tom Callway, que tenía previsto volar a Budapest.

Las acciones de la matriz de British Airways, IAG, que también integra Iberia, Aer Lingus y Vueling, cedían un 2.6 por ciento en la Bolsa de Madrid.

El analista de Davy, Stephen Furlong, dijo que el costo de cancelar un día de operaciones rondaba los 30 millones de libras (unos 38.5 millones de dólares) en ingresos y 4 millones en beneficio operativo.

Además, la operadora tendrá que compensar a los clientes por los retrasos, aunque Furlong agregó que probablemente será un costo extraordinario limitado dado que el domingo y el lunes la compañía reanudó parte de sus vuelos.


ggg