30 de marzo de 2014 / 08:37 p.m.

California. — Un terremoto a lo largo de la poco conocida falla geológica Puente Hills, que recién sacudió de manera moderada el sur de California, podría ocasionar más daño a la región que el largamente temido "El Grande" que provendría de la más famosa Falla de San Andrés, según los expertos.

La falla de compresión Puente Hills, que ocasionó la noche del viernes un sismo con magnitud 5.1 y para el domingo había registrado más de 100 réplicas, se extiende del condado de Orange, en el norte, por debajo del centro de Los Angeles hacia Hollywood, una zona muy poblada del área de Angeles.

Un terremoto de magnitud 7.5 a lo largo de esa falla podría ser más catastrófico que en la de San Andrés, que corre a lo largo de las afueras de la zona metropolitana del sur de California, dijeron sismólogos a Los Angeles Times (http://lat.ms/1houJzW).

El Servicio Geológico de Estados Unidos (USGS) calcula que tal movimiento tectónico a lo largo de la falla de Puente Hills podría matar entre 3 mil y 18 mil personas y ocasionar daños por 250 mil millones de dólares. En contraste, un sismo magnitud 8 a lo largo de la falla de San Andrés ocasionaría aproximadamente mil 800 muertes.

En 1987, la falla causó el terremoto de Whittier Narrows. Aunque es considerado moderado por su magnitud de 5.9, ese sismo mató ocho personas y ocasión más daños por más de 350 millones de dólares.

Parte del problema con el daño potencial es que la falla corre cerca de muchos edificios viejos vulnerables, muchos de ellos fabricados con concreto, en el centro de Los Angeles y Hollywood. Y, debido a que la falla geológica, que fue descubierta 1999, es horizontal, es probable que se sientan reverberaciones fuertes sobre una zona amplia.

Se han registrado aproximadamente 150 réplicas, incluida una de magnitud 4.1, desde el sismo de la noche del viernes, el cual forzó a varias decenas de personas en la ciudad de Fullerton, en el condado de Orange, a salir de sus casas después de que los bomberos descubrieron problemas en los cimientos que hacían peligrosos a los edificios, dijeron las autoridades.

Cuadrillas de bomberos clausuraron 20 unidades de apartamentos después de encontrar fisuras mayores en los cimientos. Otras 14 estructuras residenciales en la ciudad sufrieron daños menores.

AP