REDACCIÓN
31 de julio de 2013 / 04:03 p.m.

Ciudad de México• El ex gobernador de Michoacán, Leonel Godoy, consideró que el gobierno no ha perdido el control en la entidad ni en el país en materia de seguridad y dijo que el repunte en hechos delictivos se debe no solo a que el crimen organizado ha incrementado sus integrantes, sino también sus actividades.

En entrevista con Azucena Uresti, para Milenio Radio Monterrey, el ex mandatario estatal señaló que la estrategia en materia de seguridad continuará siendo errónea “mientras solo se haga exhibición de fuerza y no se trabaje en inteligencia e investigación científica”.

Señaló que en el sexenio de Felipe Calderón hizo falta además una “gran ofensiva social”; en tanto, reconoció que en el gobierno de Enrique Peña Nieto se está intentando no solo aplicar la fuerza sino también la inteligencia, aunque aún no se ha concretado.

Destacó también la coordinación de esta administración con los gobiernos de los estados para avanzar en materia de seguridad.

“Lo novedoso es que ahora hay coordinación con los gobiernos de los estados, sin duda se debe a que Peña Nieto era gobernador cuando la estrategia de Felipe Calderón y él, al igual que todos los gobernadores que éramos de esa época sufrimos de falta de coordinación”, expresó.

Godoy consideró que además hace falta un nuevo marco legal para combatir delitos como el pago de piso y extorsión, las nuevas actividades en las que ha incursionado el crimen organizado.

“El tráfico de drogas, la siembra de mariguana y amapola ya no es su actividad principal; ya la actividad principal es el pago de piso, extorsión y secuestro, es lo que les deja más recursos económicos y por sus características más difícil de combatir”, puntualizó.

Ante ello, indicó que el Congreso de la Unión debe de legislar de manera diferente para enfrentar ilícitos como la extorsión y el pago de piso, ya que “no va ha haber casi nadie que se atreva a denunciar ese tipo de delitos por el temor cierto de que les puedan hacer algo”.

Dijo que el problema de violencia y crimen organizado no solo es en Michoacán sino en todo el territorio nacional y que la lucha contra éste no terminará en el sexenio de Enrique Peña Nieto, ya que “tiene años enraizado en la base social en nuestro país”.