AGENCIAS
26 de febrero de 2015 / 10:31 p.m.

El encuentro entre el Feyenoord y el Roma, de los dieciseisavos de final de la Liga Europa, fue interrumpido por actos de racismo de parte del público holandés, que lanzó un plátano gigante al terreno de juego en alusión al marfileño Gervinho, del equipo italiano.Parte de la grada acudió al encuentro con plátanos hinchables que mostró contra el jugador africano. Uno de ellos cayó en la primera parte, ocho minutos antes del descanso. El árbitro, el francés Clément Turpin, decidió suspender momentáneamente el choque.

Tras el descanso, la expulsión del local Te Vrede agitó de nuevo a los seguidores, que lanzaron bengalas y otros objetos al terreno de juego del Feyenoord Stadion. El choque se detuvo cerca de veinticinco minutos.El duelo entre ambos equipos comenzó con los incidentes en el choque de ida, disputado hace una semana en la capital italiana. Seguidores del Feyenoord protagonizaron diversos altercados en el centro de la ciudad. Hubo heridos y detenidos.